ICE impidió que activistas se comunicaran con migrantes detenidos

ICEgov detenidos
ICE dijo que decidió cortar la comunicación porque una llamada en San Francisco desembocó el mal comportamiento de los internos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Por petición ICE, autoridades del Centro de Detección de Otay Mesa, California, bloquearon los números telefónicos de activistas y organizaciones civiles, de modo que los migrantes detenidos no tenían forma de comunicarse con ellos.

De acuerdo con Telemundo, la administradora CoreCivic bloqueó las llamadas por que les preocupaba la seguridad de los detenidos bajo custodia.

Adicionalmente, activistas denunciaron que las autoridades han bloqueado varios números, aunque ellos les aseguraron que sólo un número fue bloqueado.

Al respecto, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) aseguró que la medida es temporal.

La agencia gubernamental aseguró que la decisión se tomó porque una llamada telefónica en San Diego resultó en el mal comportamiento de los detenidos.

ICE explicó que esto es una amenaza a la salud y seguridad de los detenidos y los agentes de las instalaciones.

Sin embargo, los activistas dijeron que ICE nunca explicó cuáles eran estos comportamientos.

Además, los activistas recordaron muchos migrantes detenidos dependen de estas llamadas para recibir víveres o recibir información sobre sus derechos.

Tal vez te interese:  ¿Cuáles son mis derechos frente a la Patrulla Fronteriza?

En tanto, un migrante detenido en el Centro de Otay Mesa contó a Telemundo que las autoridades de la prisión no desean que se sepa lo que pasa la interior de esta.

Por su parte, ICE dijo que las llamadas serían restauradas solo si así lo amerita el comportamiento de los detenidos.

Migrantes denuncian abusos

Este no es el primer ni el más grave de los abusos que pasan los migrantes detenidos en el Centro de Detención de Otay Mesa; algunas personas aseguran haber sido golpeados o aislados por los oficiales.

Tal es el caso de Ronco, migrante originario de Honduras que estuvo detenido en el Centro de Otay Mesa a Inicios de 2020.

En entrevista para Conexión Migrante, Ronco denunció que a pesar de su condición de salud, tuvo una traqueotomía a inicios de año, las autoridades de la prisión nunca implementaron medidas contra el coronavirus, por el contrario, los colocaban en espacios cerrados y los alimentaban con comida podrida.

Afortunadamente, este migrante pudo salir gracias a las protestas de los activistas, sin embargo, muchas personas continúan al interior del centro de detención.

Con información de Telemundo