Millones de católicos viven el Viernes Santo en casa por coronavirus

Millones de católicos viven el Viernes Santo en casa por coronavirus
El Vaticano y el Papa Francisco han pedido llevar la iglesia al hogar este Viernes Santo, pues las iglesias del mundo han cerrado por el coronavirus.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los ritos del Viernes Santo son muy diferentes este año, ya que la mayoría de los fieles tienen que realizar las ceremonias solemnes a través de plataformas de internet por la lucha global contra el coronavirus.

En el contexto actual, el Vaticano y el Papa Francisco han pedido llevar la iglesia al hogar, pues  las iglesias del mundo han cerrado sus puertas a los feligreses.

Sin embargo, existen transmisiones en línea, así como por radio y televisión para que los creyentes puedan conmemorar esta Viernes Santo.

Tal vez te interese:  Estos son los horarios de EWTN de las celebraciones del Papa por Semana Santa

El coronavirus en el mundo durante este Viernes Santo

Más de 1,6 millones de personas en el mundo han contraído el coronavirus, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

Estados Unidos es el foco global del coronavirus, con más de 466 mil casos. Le siguen España e Italia con 153 mil 222 y 143 mil 626 respectivamente.

El presidente estadounidense, Donald Trump, planteó la posibilidad de que una prueba masiva del coronavirus esté garantizada, incluso cuando algunos portadores del coronavirus son asintomáticos.

“Estamos hablando de 325 millones de personas y eso no va a suceder, como ustedes pueden imaginar, y tampoco sucederá en otros lugares. Otros países lo hacen, pero de una forma limitada”, dijo Trump.

La administración está más enfocada en reabrir la economía, casi totalmente cerrada por el virus. Más de 16 millones de estadounidenses han solicitado compensación por desempleo.

Los ministros de finanzas de los 19 países de la zona del euro acordaron el jueves un paquete de más de medio billón de euros para ayudar a compañías, trabajadores y sistemas de atención de la salud a mitigar las consecuencias económicas.

Las medidas permitirán a Italia y España un rápido acceso al fondo de rescate siempre y cuando el dinero se use para las necesidades de sus sistemas de atención de la salud.