IMCC en pro de los jóvenes: apoyo a la formación de talentos con valores

En ese entorno, niños, adolescentes y jóvenes reciben la formación en valores, como el respeto y la solidaridad, y son impulsados hacia al desarrollo de sus talentos, los cuales servirán de base para que puedan independizarse y colaborar de forma activa en la sociedad.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Una familia es el espacio que la sociedad tiene como su base principal y en el que las hijas e hijos encuentran las condiciones que les permitirán crecer y desarrollarse a nivel físico, intelectual y emocional.
En ese entorno, niños, adolescentes y jóvenes reciben la formación en valores, como el respeto y la solidaridad, y son impulsados hacia al desarrollo de sus talentos, los cuales servirán de base para que puedan independizarse y colaborar de forma activa en la sociedad.
De esa forma, los jóvenes empezarán su propio proyecto de vida y habrá quienes ya planeen tener su propia familia.
Para la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC), este paso representa una posibilidad de aportar y poner en la práctica su papel como empresa con responsabilidad social generando oportunidades para el talento de la juventud mexicana.
Comprometida con el desarrollo de las personas, la compañía apoya el crecimiento de las familias mexicanas y de sus integrantes más jóvenes a través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, a través del cual ofrece, a lo largo de un año, actividades de capacitación laboral para que comiencen a acumular experiencia y obtener sus primeros ingresos
Los resultados ya se concretaron en historias de éxito y diversos jóvenes mexicanos han podido compartir su talento en áreas como: Ventas, Operaciones y Administración.
La iniciativa se ha consolidado como una puerta para nuevas experiencias, generando oportunidad de intercambio de ideas y proyectos entre los becarios de Jóvenes Construyendo el Futuro.
Al incorporar a los becarios del programa gubernamental no sólo se refuerza la cadena productiva sino también se propician condiciones para el aprendizaje y el crecimiento personal.
Y es justo ese crecimiento lo que más le importa a la IMCC en su propósito de buscar un mejor país a todos los mexicanos.
Si una empresa es capaz de generar condiciones para que una sociedad mejore, no hay mejor oportunidad que hacerlo desde la base, desde la formación del talento entre la juventud.

Tal vez te interese:  Apoyan a tienditas de la esquina para la reactivación económica