“Abrazos No Muros” reúne a 300 familias separadas por las duras políticas migratorias de Trump

Abrazos No Muros reúne a 300 familias separadas por las duras políticas migratorias de Trump
"Abrazos No Muros se realiza como un acto de amor que permite que familias enteras puedan abrazar a sus seres queridos, pero también es un acto de protesta en contra de las políticas migratorias que deshumanizan a nuestras comunidades inmigrantes”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Abrazos No Muros (Hugs not Walls) es el emotivo evento donde cerca de 300 familias separadas por las duras políticas migratorias del gobierno estadounidense se dieron cita este sábado entre la frontera de Estados Unidos y México y así poder fusionarse una vez más en abrazos con sus seres queridos.

El encuentro llamado Abrazos No Muros fue organizado la organización Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR) y gracias a esto la familias podrán abrazarse, aunque solamente será por turnos de 3 minutos, frente a lo que se conoce como el Puente Negro.

Cabe mencionar que las familias fueron registradas con un número y ese sería el turno con el que irían pasando, los mexicanos portaban una playera de color blanco, mientras los que descendían del lado estadounidense portaban camiseta azul.

Esta es la séptima ocasión en la que se realiza el evento Abrazos No Muros evento en la frontera de Ciudad Juárez y El Paso, Texas, y la intención es lograr reunir a las personas migrantes que por años no han tenido contacto con sus familias debido a las políticas migratorias de Estados Unidos.

Abrazos No Muros se realiza como un acto de amor que permite que familias enteras puedan abrazar a sus seres queridos, pero también es un acto de protesta en contra de las políticas migratorias que deshumanizan a nuestras comunidades inmigrantes”.

“Con este evento, reafirmamos la necesidad de una reunificación familiar permanente y reprobamos toda medida cruel e inhumana que atenta contra la dignidad y derechos de todo ser humano”, dice un comunicado de la organización.

Para que las familias pudieran encontrarse nuevamente tuvieron que cruzar rampas en un puente improvisado justo en medio del Río Bravo, para el gran reencuentro con sus seres queridos.

Tal vez te interese:  Florida rompe por cuarto día consecutivo récord de muertes por Covid-19

Se informó que del lado mexicano estuvo presente la Policía Municipal, el Ejército Mexicano y personal de la Cruz Roja, al pendiente de cualquier situación.

El evento Abrazos No Muros no solo fue de reencuentro, sino también de protesta, al inicio se pudo ver a jóvenes que llevaban 22 cruces en representación de las personas que fueron asesinadas en una tienda Wal-Mart el pasado 3 de agosto y también representan a los 7 menores migrantes que murieron en los centros de detención de El Paso, Texas en los últimos meses.

Durante ese acto se guardó un minuto de silencio en memoria de los fallecidos.

En la zona del encuentro se puede leer Abrazos no muros tanto en español como en inglés.

Por otra parte, el Padre Fabián Márquez representante entre las dos fronteras pidió justicia por las comunidades e hizo una oración para pedir por las familias que han sido separadas por las políticas de los gobernantes y leyes injustas

“Toca señor los corazones de nuestros líderes y nuestra nación para que ayuden a las familias a volverse a reunir y no las vean como criminales, violadores, asesinos o terroristas” oró el Padre.

“Para ti señor no hay fronteras, ni paredes, ni ríos, pues ante tus ojos nadie es extranjero o ilegal”.

Además de que también pidió protección para las familias que llagan a las fronteras en busca de un futuro mejor.

Las personas del lado mexicano esperaron su turno para bajar y abrazarse y con altavoces anunciaban que ya se encuentran ahí y que estaban listos para darse un abrazo, todo ellos ansiosos de poder reencontrarse con sus familias nuevamente.

Tal vez te interese:  CEO de Wendy’s donó 440 mil dólares a campaña de Trump

En tanto Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, agradeció a quienes hicieron posible el encuentro de Abrazos No muros, y mencionó que sin ellos eso no hubiera sido posible.

Dijo que hablo con la Patrulla Fronteriza de El Paso y fue posible acordar para llegar a la mitad del rio bravo del Rio Grande donde se está llevando a cabo el evento, agradeció a la jefa de la Patrulla Fronteriza Chaves por haber permitido la realización del evento Abrazos No Muros.

“Se reconoce que hay una crisis, no solamente migratoria, hay una crisis de familias que han sido separadas y destruidas”, dijo Fernando García.

“Mientras todos hablan de muros y de redadas muy pocos ven el impacto de las políticas migratorias y como eso está destruyendo familias y millones de familias han sido separadas esto debido a la política migratoria de Estados Unidos y actualmente de cierta forma también de México”.

Dijo también que, es un evento de amor y esperanza de que algún día las familias estén juntas, y de protesta contra el racismo y la supremacía blanca, además mencionó también que “mientras se sigan separando familias insistiremos en seguir realizando este evento de Abrazos No Muros”.

En la vigilancia estaría la Guardia Nacional y la Patrulla Fronteriza, concentrados a distancia cuidando el orden en dicho punto fronterizo.

La Red Fronteriza de Derechos Humanos, fundada en 1998, es una de las principales organizaciones de defensa de los derechos humanos y reforma migratoria en los Estados Unidos.