Humanizando la Deportación recupera el testimonio de Héctor Barajas y más deportados

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El archivo audiovisual Humanizando la Deportación/Humanizing Deportation es una plataforma de acceso abierto y bilingüe. Difunde historias de personas que han enfrentado los estragos del retorno a México. Tal es el caso de Héctor Barajas Varela, director de Deported Veterans Support House o el Albergue para Veteranos Deportados.

Héctor Barajas Varela es originario de Fresnillo, Zacatecas. Se sentía orgulloso de portar el uniforme de las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Aunque no participó en una situación de combate, logró ser parte de la guardia de honor americana.

Con ese atuendo y sus insignias consiguieron que la gente de su entorno lo mirara con respeto. Sus padres creyeron que por fin dejaría de ser un chico problemático. Todo parecía indicar que estaba viviendo el “sueño americano” hasta que relajó su disciplina militar para experimentar lo que el llama: “la pesadilla americana”.

Más sobre Humanizando la Deportación y la historia de Héctor Barajas

En uno de los más de 40 videos que se conservan en Humanizando la Deportación/Humanizing Deportation, Héctor Barajas relata dijo que su verdadero hogar se encuentra en Estados Unidos. Y, como precisó en la primera parte del video –dirigido y narrado por él mismo– aunque no participó en ningún combate, sí ayudó en las labores posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en las Torres Gemelas de Nueva York. Por lo que es considerado un veterano de guerra. Si él hubiera sabido ese dato en el momento de su deportación hubiera podido tramitar su ciudadanía y evitar su expulsión.

En entrevista con Conexión Migrante, Barajas Varela comentó que Jerry Brown, gobernador de California, le otorgó el perdón. Alcanzó un expediente limpio de crímenes. Por lo que Héctor,  se encuentra en proceso de convertirse en ciudadano estadounidense, lo que le da una esperanza de volver a Estados Unidos para abrazar a su hija de once años que quedó en el lado estadounidense.

Héctor Barajas recordó que fue deportado dos veces: en 2004 y 2009. En 2013 perdió su empleo en Rosarito, Baja California. Fundó la asociación Deported Veterans Support House o el Albergue para Veteranos Deportados, donde ha apoyado a más de 350 personas, desde su fundación.

Tal vez te interese:  Tras 14 años Héctor Barajas jura como ciudadano estadounidense

En el albergue, Héctor Barajas ayuda a los deportados que sirvieron en el Ejército de los Estados Unidos a solicitar los beneficios existentes como el de tramitar la ciudadanía. “El beneficio está ahí, pero nadie te informa, nadie te empuja. Y, aunque el Ejército es como un papá y te exige disciplina, no te habla de beneficios para obtener tus papeles”. Además, Héctor organiza reuniones con congresistas estadounidenses en Tijuana, Baja California, México, para que los mantengan informados. Queremos que haya un programa y no sólo iniciativas. Urge informar a las personas veteranas del ejército que estén indocumentados sobre sus beneficios.

La mayoría de los veteranos que llegan al albergue tienen problemas psicológicos y emocioanales, productos de la guerra o por las experiencias de vida que cada uno enfrentó, y que se agudizan por el alcoholismo y las adicciones. Los veteranos huyen del estrés postraumático que les han dejado las guerras de Vietnam, Irak y Afganistán, principalmente.

La palabra clave: organización

Ha habido días en los que quiero tirar la toalla”, refiere.

Sus compañeros veteranos no siempre logran dimensionar lo que se obtiene cuando se hacen sacrificios. Para poner en marcha un Albergue para Veteranos Deportados, Héctor requirió de constancia y, sobre todo, organización. Con estos dos elementos en juego atiende, no solo a veteranos que buscan un espacio para sobrevivir luego del duro regreso, sino también a dreamers y a mujeres retornadas.

Con organización, Héctor mantiene activo un sitio web, una base de datos en constante crecimiento. Además, organiza actividades y moviliza a los congresistas estadounidenses para que atiendan las demandas de los veteranos deportados. También consigue agua, comida, vestido y alimento para quienes tengan que pasar un tiempo en el albergue.

Videos para humanizar el retorno en Deportación/Humanizing Deportation

Con esta y otras historias, El Colegio de la Frontera Norte y la Universidad de California en Davis buscan darle un rostro humano al problema de las deportaciones desde Estados Unidos a México y a otros países de América Latina. Según explican los investigadores, el doctor Robert Irwin de UC Davis y el doctor Guillermo Alonso Meneses del Colef, el proyecto nació ante la carencia de información testimonial sobre la experiencia de la deportación y las narrativas consecuentemente deshumanizadas sobre el asunto.

Tal vez te interese:  VIDEOBLOG | Héctor Barajas, el hombre que lucha por los derechos de los ex veteranos deportados

Este proyecto (Humanizando la Deportación/Humanizing Deportation) visibiliza un rango de problemas humanitarios que han sido generados por el desplazamiento masivo de seres humanos como consecuencia de su manejo en los dos lados de la frontera mexicano-estadounidense”, señaló el Dr. Irwin de la Universidad de California en Davis.

Por su parte, el doctor Meneses, del Colegio de la Frontera Norte, indicó que:

El debate sobre la política de deportación suele basarse en la estadística, sin que se preste atención a la experiencia humana”.

De acuerdo con los académicos, la narrativa digital es un género que pone el control del contenido y la producción en las manos de narradores comunitarios (deportados y otros afectados por la deportación y la deportabilidad).

El Colef y la Universidad de California en Davis unen esfuerzos

Los protagonistas de los videos creen que es muy importante que sus historias se den a conocer. Los migrantes que aún están en Estados Unidos pueden buscar mecanismos de protección, y quienes ya han sido deportados, puedan obtener información sobre cómo conseguir ayuda para poder reintegrarse a México sin tantas dificultades.

Agregaron también que es fundamental que los representantes de los distintos órdenes de gobierno se sensibilicen en torno a la vulnerabilidad. Así como el riesgo que sufren las personas que enfrentan un proceso de deportación y trabajen en ofrecer condiciones necesarias para recibirlos e integrarlos a la sociedad.

Tal vez te interese:  DREAMers Moms y Deported Veterans abren sus puertas a migrantes centroamericanos

En la investigación que recibió fondos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y UC Mexus, participaron estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado de UC Davis; El Colef; Universidad Autónoma de Chihuahua; University of Washington, Seattle; Universidad de California, Berkeley; y Freie Universität Berlin.

Queremos conocer tu historia

Para saber más sobre el proyecto y ver los testimonios, puedes ingresar en el siguiente enlace: http://humanizandoladeportacion.ucdavis.edu/en/ o mantenerte al tanto del portal de Conexión Migrante y sus redes sociales. Estaremos compartiendo más historias de esta plataforma de acceso libre. También te invitamos a que nos compartas tu testimonio directamente. Escribe un mensaje a [email protected] o comparte un comentario abajo.