¿Pueden los agentes de migración revisar mi celular y redes sociales?

¿Pueden los agentes de migración revisar mi celular y redes sociales?
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En la era de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos, las personas que viajan –ya sea por tierra o aire– deben tener cuidado cuando llevan consigo sus aparatos electrónicos al extranjero, pues mantener segura la información es tan importante como protegerlos de los ladrones.

De acuerdo con el diario The New York Times, por cualquiera que sea la razón de estos viajes, el Gobierno estadounidense, y otros tantos extranjeros que se han contagiado con las medidas antiimigrantes de Trump, tienen interés en la información personal de los pasajeros, incluyendo sus cuentas en las redes sociales.

Y esto, afirma el periódico de la Gran Manzana, no sólo es en teoría, pues varios viajeros, incluyendo a ciudadanos estadounidenses como Haisam Elsharkawi, fueron presionados recientemente en aeropuertos para que les dieran acceso a sus teléfonos celulares a los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza.

En esta era, entonces, los viajeros enfrentan riesgos adicionales a su privacidad debido a la nueva regulación que los separa de su equipo de cómputo.

Esta semana, el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos anunció que los pasajeros que pretenden viajar a Estados Unidos y provienen de ocho países con mayoría musulmana [Jordania, Kuwait, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Marruecos, Catar y Emiratos Árabes Unidos] no pueden traer aparatos más grandes que un teléfono celular en los aviones.

Así, queda prohibido para estos pasajeros incluir en el equipaje de mano computadoras portátiles, tabletas, reproductores de DVD, cámaras y consolas de videojuegos.

Legalmente, los ciudadanos no tienen que desbloquear sus teléfonos ni compartir sus contraseñas con oficiales del Gobierno de Estados Unidos. Pero es verdad que las reglas pueden variar dependiendo del lugar a dónde se dirija y de dónde proviene.

Cualquier revisión de un oficial del Gobierno estadounidense puede ser incómoda y hasta intimidatoria, advierte el periódico de Nueva York.

NO MENTIR, UNA PRIORIDAD

Hay una cosa con la que todos los expertos están de acuerdo: No le mienta a los oficiales del Gobierno de EU acerca de sus contraseñas o cuentas en las redes sociales.

“Le van a hacer la vida miserable si lo descubren”, comentó Jeremiah Grossman, jefe de Seguridad Estratégica de SentinelOne, empresa que se dedica a la seguridad en la computación, en entrevista con el NYT.

Sin embargo, hay métodos para salvaguardar sus teléfonos celulares, tabletas y computadoras de búsquedas invasivas, además de mantener una actitud honesta.

Éstos son algunos de los mejores consejos según especialistas de seguridad y forenses.

¿QUÉ HACER ENTONCES?

Considere llevar celular barato

La mejor manera de impedir que su información sea inspeccionada es viajar con un aparato que nunca haya tenido registrada su información, recomienda The New York Times.

Una manera inteligente sería invertir en los llamados aparatos para viajar, un teléfono inteligente o computadora baratos que sólo use cuando viaje al extranjero: Seguramente no le agradaría que su equipo caro se pierda o se lo roben cuando viaja, ni dejarlo solo para que lo revisen los agentes fronterizos.

Tal vez te interese:  Santos apóstoles Felipe y Santiago

Así que, deje en casa su sofisticado equipo, junto con sus aplicaciones de álbum de fotos, Facebook, Snapchat y Twitter.

¿Qué aparatos debe comprar?

The Wirecutter, es un sitio de The New York Times que hace recomendaciones de productos y que publicó una guía de teléfonos Android económicos, incluyendo el Moto G4 Play que cuesta 100 dólares y está abierto y puede funcionar con tarjetas SIM en el extranjero.

Considere una computadora barata, la laptop Acer que cuesta 550 dólares o una Dell Chromebook de 430 dólares.

Desactive lectores digitales

Los sensores de huellas dactilares, como los que se encuentran en muchos teléfonos inteligentes Apple y Android, son una excelente función de seguridad para desbloquear su teléfono rápidamente.

Sin embargo, Jonathan Zdziarski, un investigador de seguridad que ha impartido cursos de ciencias forenses a las agencias que aplican la Ley para recolectar información de los teléfonos inteligentes, comentó al Times que lo mejor que se puede hacer al viajar es apagar el aparato.

“Eso se debe a que en Estados Unidos, las agencias que aplican la Ley han usado con mucho éxito órdenes judiciales para obligar a las personas a desbloquear sus teléfonos celulares con una huella dactilar. Aunque tiene el derecho a guardar silencio, podría ser difícil, aunque no imposible, para el Gobierno federal forzarlo a compartir su contraseña.

“Así que, desactivar el sensor de huellas dactilares al viajar es generalmente una medida más segura”, expone el diario.

No memorice contraseñas

La mejor manera de proteger sus contraseñas es no conocerlas. Cuando se resiste a una revisión de información, es más fácil decir que no se memorizó su contraseña, en lugar de rehusarse a proporcionársela a los agentes fronterizos, comentó Grossman al periódico neoyorquino.

‘Si no se la sabe, es difícil que lo obliguen a proporcionarla’, dijo. ‘Aun cuando alguien me pusiera un arma en la cabeza, no la sabría’.

El manejo de aplicaciones de contraseñas como 1Password y LastPass pueden crear automáticamente contraseñas fuertes y largas para todas sus cuentas en línea y mantenerlas almacenadas en una bóveda a la que sólo se tiene acceso con una contraseña maestra.

Sin embargo, Grossman comentó que es mejor viajar sin ese software para el manejo de contraseñas en sus aparatos para que no le pidan que dé a conocer la contraseña maestra de su bóveda.

Tal vez te interese:  Corea del Norte no es una amenaza nuclear: Trump

Usted podría almacenar una copia de la contraseña de la bóveda en un servicio de nube como Dropbox y obtener el acceso a ese lugar cuando llegue a su destino, dijo.

Una alternativa para usar una aplicación para el manejo de contraseñas es escribirlas y dejárselas a alguien en quien confíe. Después de pasar por la aduana, contactar a esa persona y pedirle que se las proporcione.

Use verificación de dos pasos

En el improbable caso de que le pidan que les proporcione la contraseña de su correo electrónico o la cuenta de sus redes sociales, el tener una verificación de dos pasos actuará como una seguridad extra –asumiendo que haya dejado en casa su teléfono celular primario.

Con la verificación de dos pasos, siempre que ingresa su contraseña, recibirá un mensaje de texto con un código único que debe ingresar cuando intente iniciar la sesión.

Debido a que los mensajes que contienen el código serían enviados a su teléfono que está en casa, un agente de aduanas no podría iniciar la sesión de su cuenta, aun cuando usted le proporcione su contraseña.

Por supuesto, la verificación de dos pasos podría dificultar el inicio de sesión en sus cuentas si deja en casa su teléfono celular primario.

Sin embargo, generalmente es una medida más inteligente mantenerse fuera de sus redes sociales mientras viaja para evitar dejar algún rastro de la información en un aparato que funciona con tarjetas de prepago.

Encripte

Ya sea que use un aparato de prepago por su cuenta, siempre asegure el sistema con una encriptación, la cual revuelve su información para que sea indescifrable sin la llave adecuada.

Las aplicaciones de escritorio como BitLocker o FileVault de Apple le permiten encriptar el disco duro, lo cual requiere una frase para desencriptar sus archivos.

Para evitar dar a conocer esa frase, puede escribirla y entregársela a un amigo y contactar a esa persona después de cruzar la frontera.

Respalde y luego elimine

Cuando viaja, como mínimo necesitará tener acceso a su libreta de domicilios y al calendario, también querrá tomar algunas fotos.

Sin embargo, ésa es una información sensitiva que los agentes de la patrulla fronteriza podrían revisar.

Su mejor opción es respaldar su información con un servicio de nube y luego, limpiar o borrar toda la información de su aparato antes de arribar a la frontera, comentó Zdziarski al periódico.

Después de pasar por la Aduana, puede restaurar su información con su respaldo en línea.