60° F

Los Angeles,
California
Tipo de cambio
Dolar:$19.91
Euro:€19.58
LOS ANGELES, CA  [simple-weather location="Los Angeles, Usa" days="2" night="yes" units="imperial" text_align="right" display="block" style="large-icons"]
25 de septiembre de 2022
CONTACTO: +52 55 5211 5814
REDES

4 claves del caso de Athos y Tango, perros rescatistas asesinados

Athos y Tango eran perros rescatistas de la Cruz Roja y Benjamín "N" los asesinó. | Foto: Cortesía de la Cruz Roja.
Athos y Tango fueron dos perros rescatistas de la Cruz Roja que murieron por comer salchichas envenenadas y el responsable está en prisión.

Athos y Tango eran dos perros rescatistas de la Cruz Roja en Querétaro, México. Un hombre los envenenó y murieron en junio del año pasado.

El hombre, identificado como Benjamín “N”, de 60 años, fue declarado responsable. Por lo que enfrentó un juicio por crueldad animal y pasará 10 años y medio en prisión, sin derecho a fianza, pero aún puede apelar la decisión.

Tal vez te interese:  Lulu, la perrita que despidió la CIA por no querer buscar explosivos en EU

Claves para entender el caso de Athos y Tango, perros rescatistas asesinados

1. ¿Quiénes eran Athos y Tango, los perros rescatistas?

Athos era un perro Border Collie entrenado para rescatar personas desaparecidas. Después del terremoto del 19 de septiembre de 2017, localizó a siete víctimas en la Ciudad de México. También participó en la búsqueda de sobrevivientes de la erupción de un volcán en Guatemala en 2018.

Tango, de la raza Yorkshire, era un perro adiestrado para el apoyo psicológico de niños con trastornos de ansiedad, estrés postraumático y síndrome de Down.

Athos y Tango eran parte del equipo de la Cruz Roja de Querétaro. Estaban bajo el cuidado del entrenador Édgar Muñoz, quien los tenía en su domicilio.

Tal vez te interese:  16 consejos de rescatistas para las personas que quieren cruzar la frontera

2. ¿Qué les pasó a Athos y Tango?

Anteriormente, Benjamín “N” amenazó a Édgar porque no le gustaba la presencia de los perros cuando paseaban en la calle que compartían como vecinos. Argumentaba que el entrenador no los controlaba.

El 13 de junio de 2001, Benjamín “N” lanzó salchichas envenenadas con alcaloides y organofosforados a la calle por la que paseaban a los perros rescatistas.

Athos y Tango las comieron y murieron. Mientras que Balam, un hijo de Athos, estuvo hospitalizado y logró salvarse.

3. Detención y el juicio

Benjamín “N” fue acusado de crueldad animal. Este es un delito en el que comúnmente las partes llegan a un acuerdo para reparar los daños y ya no terminan el juicio.

Sin embargo, este caso se llevó hasta las últimas consecuencias. En 2021, detuvieron a Benjamín “N” y el juicio se realizó del 16 al 22 de agosto de este año.

La jueza Alicia Basurto García sentenció a Benjamín “N” a una condena de 10 años y medio de prisión. También deberá pagar casi 2.5 millones de pesos por reparación del daño.

4. Primer juicio con condena por crueldad animal en México

Es el primer juicio que termina con una condena por el delito de crueldad animal en México. Para los defensores de los animales, este caso es importante porque se persiguió el maltrato animal y se hizo justicia en México.