23° C

Los Angeles,
California
Tipo de cambio
Dolar:$20.25
Euro:€21.14
LOS ANGELES, CA  [simple-weather location="Los Angeles, Usa" days="2" night="yes" units="imperial" text_align="right" display="block" style="large-icons"]
03 de julio de 2022
CONTACTO: +52 55 5211 5814
REDES

Esta es la paz que el mundo no conoce, según el Papa Francisco

Foto: Vatican Media
Durante el rezo del Regina Coeli, el Papa Francisco recordó a los fieles que el Espíritu Santo que nos da la paz

De acuerdo con el Papa Francisco, sólo Dios es capaz de “desarmar el corazón y llenarlo de serenidad”, es por eso que pidió invocar al Espíritu Santo para obtener el don de “la paz que el mundo no conoce”.

¿Qué es esta paz que el mundo no conoce y que el Señor nos dona? Esta paz es el Espíritu Santo, el mismo Espíritu de Jesús. Es la presencia de Dios en nosotros, es la ‘fuerza de paz’ de Dios”, declaró el Papa.

En este sentido, el Santo Padre explicó que “es él Espíritu Santo quien desarma el corazón y lo lleva de serenidad”. Agregó que el Espíritu Santo deshace las rigideces y apaga la tentación de agredir a los demás.

“Es Él el Espíritu Santo quien nos recuerda que junto a nosotros hay hermanos y hermanas, no obstáculos y adversarios. Es Él el Espíritu Santo quien nos da la fuerza para perdonar, para recomenzar, para volver a partir. Porque con nuestras fuerzas no podemos. Y con Él nos transformamos en hombres y mujeres de paz”.

Sin embargo, el Papa Francisco advirtió que no se puede dar paz si no estamos en paz, es por ello que advirtió que:

“Ningún pecado, ningún fracaso y ningún rencor debe desanimarnos a la hora de pedir con insistencia el don del Espíritu Santo que nos da la paz”.

Papa Francisco nos invita a pedir al Señor por el Espíritu de la paz

Es por ello que cuanto más estemos agitados, mientras haya nerviosismo, intolerancia o rabia en nuestro interior, más debemos pedir por la paz.

“Aprendamos a decir cada día: ‘Señor, dame tu paz, dame el Espíritu Santo’. Es una bella oración. ¿La decimos juntos? ‘Señor, dame tu paz, dame el Espíritu Santo’. No escuché bien, de nuevo: ‘Señor, dame tu paz, dame el Espíritu Santo’. Y pidámoslo también para quienes viven junto a nosotros, para quienes encontramos todos los días y para los responsables de las naciones”, dijo el Papa a los numerosos fieles reunidos en la Plaza San Pedro del Vaticano.

Tal vez te interese:  ¿Cuáles son los 10 santos que canonizó el Papa Francisco?

Asimismo, el Papa Francisco citó un proverbio que dice “se muere como se ha vivido”. En este sentido, recordó que las últimas horas de Jesús fueron como la esencia de toda su vida.

En ese momento experimentó miedo y dolor, pero no deja espacio al resentimiento y a la protesta. No se deja llevar por la amargura, no se desahoga, no es incapaz de soportar”.

“Está en paz, una paz que proviene de su corazón manso, habitado por la confianza. De ahí́ surge la paz que Jesús nos deja. Porque no se puede dejar la paz a los demás si uno no la tiene en sí mismo. No se puede dar paz si no se está en paz.