Crecen campamentos de inmigrantes en México; hay incertidumbre sobre política de asilo de USA

Crecen campamentos de inmigrantes en México; hay incertidumbre sobre política de asilo de USA. | Foto: VOA / Reuters.
Hay muchas dudas sobre las políticas de asilo en Estados Unidos, pero los inmigrantes esperan en campamentos en México. | Con información de AP.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los campamentos de inmigrantes son producto de las políticas que los obligan a esperar en México para audiencias en la corte de migración de Estados Unidos. O les prohíben buscar asilo bajo las políticas de salud pública relacionadas con la pandemia.

La incertidumbre sobre las políticas de asilo ha contribuido al crecimiento de campamentos para inmigrantes en las ciudades fronterizas mexicanas.

Tal vez te interese:  México abrirá 17 campamentos para niños migrantes en la frontera con Guatemala
Tal vez te interese:  Albergues en la frontera norte de México están saturados; improvisan algunos

Anoche, unos 250 policías y trabajadores de Tijuana entraron en un campamento para inmigrantes que esperaban solicitar asilo en Estados Unidos. Por lo que tenían que registrarse para obtener credenciales o irse. Los que quedaron fuera, los rodearon con una valla de tela metálica.

El campamento de Tijuana es muy visible, ya que cuenta con lonas azules y bolsas de plástico negras que bloquean la entrada a un cruce fronterizo; donde aproximadamente 12 mil personas entraban a Estados Unidos antes de la pandemia. Además, es uno de los cruces peatonales hacia San Diego.

Asimismo, Estados Unidos reabrió las fronteras terrestres con México y Canadá a los viajeros vacunados el pasado 8 de noviembre.

Campamentos de inmigrantes

Montserrat Caballero, primera alcaldesa de Tijuana, dijo que los funcionarios no hicieron nada para controlar el campamento antes de que asumiera el cargo el 1 de octubre. De igual forma, pidió a los gobiernos estatal y federal de México que se unieran a ella para poner una cerca y hacer un registro.

“Las autoridades de todos los niveles tenían miedo. Miedo de cometer un error, miedo de hacer algo mal y afectar sus carreras políticas. Nadie quiere lidiar con estos problemas”, dijo Montserrat Caballero, primera alcaldesa de Tijuana.

La ciudad de Tijuana alberga a mil 700 personas en dos semanas antes de la operación del 28 de octubre. El primer recuento del 29 de octubre, mostró 769 inmigrantes y más del 40% eran niños. La mitad eran mexicanos, la mayoría venía de Guerrero y Michoacán. Un tercio eran hondureños y el resto salvadoreños y guatemaltecos.

Con información de AP.