Piden a tribunales ayudar a los migrantes a conseguir abogados pro bono

Foto: Reuters / Voz de América
Contar con abogados pro bono puede representar una diferencia entre ser deportado y quedarse en Estados Unidos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El Departamento de Justicia (DOJ) pidió a los jueces y el personal de las cortes de inmigración que faciliten a las personas migrantes a mitad de un proceso el acceso a los servicios de los abogados pro bono, a los cuales se refirieron como “un servicio público invaluable” para el país.

De acuerdo con el American Immigration Council, tener un abogado es uno de los factores más importantes para un migrante en proceso de deportación; en la mayoría de los casos, contar con un representante legal significa la diferencia entre ser deportado o quedarse en Estados Unidos.

Tal vez te interese:  Programa para acelerar casos de asilo de los migrantes en USA enfrenta varios desafíos
Tal vez te interese:  Contrata abogados de inmigración confiables; así puedes verificar sus datos

Para acabar con esta situación, la administración del presidente Joe Biden busca que los abogados pro bono lleven casos en los tribunales de inmigración.

¿Qué es lo que propone Biden para que los migrantes tengan abogados pro bono?

Aunque la Oficina Executiva de Revisión Inmigratoria (EOIR) cuenta con su propia lista de abogados pro bono, Biden quiere ir más allá.

El memorando proporciona una lista de formas en que los tribunales de inmigración puedan ayudar a facilitar la representación pro bono, esto incluye:

  • Crear un comité pro bono en cada tribunal de inmigración compuesto por jueces de inmigración y demás personal. Este se reunirá regularmente con los proveedores locales de servicios legales pro bono para discutir cómo mejorar el servicio.
  • Alentar a los jueces de inmigración a desempeñar un papel activo en los programas de capacitación pro bono.
  • Instar a los jueces de inmigración a ejercitar la flexibilidad en la programación de audiencias cuando los abogados comparecen pro bono.
  • Permitir que los abogados pro bono sean los primeros en la fila para que se escuchen sus casos en las audiencias del calendario maestro.
  • Decirle a los jueces de inmigración que sean flexibles cuando un abogado pro bono desee participar en una audiencia de la corte de inmigración por teléfono o en video en lugar de hacerlo en persona.