Más allá de las remesas: así viven los migrantes mexicanos en USA; un podcast de BBVA

Los gobiernos deben pensar las remesas más allá de los beneficios económicos que aportan a los países. | Foto: Voz de América
El envío de remesas a México no es tan simple como parece. Detrás de estas contribuciones hay duras historias de migración.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las remesas son un soporte importante para la economía mexicana. Desde el año pasado, el envío de dinero a México por parte de quienes viven en el extranjero (principalmente en Estados Unidos) ha roto récord una y otra vez. Pero, ¿cuál es la realidad de quienes están detrás de esta contribución económica?

“Desde la banca”, un podcast de BBVA Bancomer, ha dedicado uno de sus episodios a hablar sobre este tema. En él, los migrantes mexicanos Feliciano Miranda, Heidi Auger y Jesús Ernesto Narváez cuentan sus historias.

Los tres envían remesas a sus familias a México desde Estados Unidos. A pesar de que sus situaciones de migración son distintas, los tres forman parte de este papel esencial en el desarrollo económico de sus comunidades de origen.

A la par de estas voces migrantes, BBVA también invitó a tres expertos a abordar el tema. Patricia Mercado Sánchez, directora general de Conexión Migrante, Rafael Fernández de Castro, director del Centro de Estudios México – Estados Unidos de la Universidad de California, y Juan José Li NG, economista senior de BBVA México, desentrañan las problemáticas detrás de las remesas.

BBVA expone las condiciones precarias que dan pie al envío de dinero

En el podcast “Desde la banca”, el equipo de BBVA y los tres migrantes entrevistados cuentan que enviar dinero desde Estados Unidos implica mucho más sacrificio del que parece.

Tal vez te interese:  Remesas y migración en México 2021: Lo que debes saber

Cuando los migrantes ingresan al país como indocumentados desconocen que aún en esta condición tienen derechos laborales (los cuales, muchas veces, no son respetados por sus empleadores).

Además, la vida en Estados Unidos es cara. Por lo tanto, a veces, mandar una pequeña o gran suma de dinero a México implica semanas de ahorro en comida, transporte y otras necesidades.

Estas dificultades atraviesan lo cotidiano: las barreras del lenguaje, el temor a la deportación, los problemas de discriminación. Por ello, a los gobiernos no debe bastarles con agradecer por las remesas: necesitan crear mecanismos para proteger a quienes representan una fuera laboral importante en Estados Unidos y una gran fuente de ingresos en México.

Del lado mexicano, la generación de una economía más sólida es un paso muy importante. Así, las personas podrían migrar por elección en condiciones menos desfavorables. En Estados Unidos, las esto abonaría a formar a trabajadores más informados y mejor protegidos.

Si te interesa conocer más sobre el tema, no dudes en escuchar “Desde la Banca”. Da click aquí e infórmate con BBVA.