Dibujo de Tláloc hecho por una niña mexicana ganó un concurso en Japón

Dibujo de Tláloc hecho por una niña mexicana ganó un concurso en Japón | Foto: Fundación UNAC
El dibujo participó junto a 500 mil obras más de niños y niñas de América, Asia, Europa, Oceanía y África | Con información de Excélsior
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Un dibujo de Tláloc hecho por una niña mexicana ganó un concurso en Japón. Maya Martínez Vázquez de tan solo 11 años utilizó a un dios mexica de la lluvia como inspiración en el XXV Concurso Internacional de Pintura Infantil MOA.

Tal vez te interese:  Enrique Chiu, el migrante y artista que une a través del Muro de la Hermandad
Tal vez te interese:  Asiste a la Feria del libro de Chicago; habrá eventos virtuales y presenciales en octubre

Su obra se tituló “El agua es vida” y participó junto a otros 500 mil niños y niñas de América, Asia, Europa, Oceanía y África. La finalidad del Museo de Arte de Atami (MOA) en Japón es fomentar el interés de los más pequeños en actividades artísticas.

De acuerdo con una entrevista para Excélsior, Martínez representó la vida a través del dios mexica Tláloc. Por ello, en su dibujo, lo conecta con diversos elementos de la naturaleza como las hojas de árbol. 

El dibujo de Tláloc se impuso sobre las demás obras porque representó la importancia y bondad que el arte puede generar desde la infancia. 

Además del reconocimiento, el dibujo de Maya Martínez será expuesto en el MOA durante tres meses. Este museo cuenta con una colección de tres mil 500 obras en su recinto. 

Dibujo de Tláloc invita a reflexionar sobre la vida misma

Por otro lado, la fundadora de la Fundación UNAC, Florencia Infante de Garza dijo al periódico Excélsior lo siguiente:

“Es una obra que en la sola mirada indica lo que está pidiendo México, lo que da México y lo que hace México: da vida a quien inicia la vida.”

Florencia Infante también explicó que el Premio Luis Nizhizawa, que se otorgó a Maya Martínez por su participación en el MOA, es muy importante en las artes plásticas; por eso, al vincularlo con Tláloc hace reflexionar sobre la naturaleza y la vida misma.