Gobierno de USA dejará de pedir huellas dactilares a parejas de trabajadores inmigrantes

Las parejas de los titulares de visas H-1B también tienen derecho a trabajar en USA, pero el gobierno había retrasado el trámite. | Foto: Reuters / Voz de América.
Con esta orden, el gobierno de USA hacen más fácil que las parejas de trabajadores con visas H-1B y L1 obtengan sus permisos de trabajo. Con información de The Hill.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

A partir del 17 de mayo, el gobierno de USA dejará de pedirle huellas dactilares a los cónyuges de migrantes que entren al país como trabajadores temporales. Se espera que, gracias a esta decisión, el trámite para entrar a trabajar a Estados Unidos sea más rápido.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), encargado de este trámite migratorio, hizo el anuncio esta semana. Durante una presentación judicial, USCIS aclaró que esta orden entrará en vigor a partir del 17 de mayo.

Además, la agencia también aclaró que dará más información al respecto durante los próximos días.

Tal vez te interese:  USA y México anuncian cambios en varias visas de trabajo

El trámite de las visas H-1B ya no será tan tardado

En 2019, el gobierno de USA (específicamente, el gobierno de Dolad Trump) implementó el requisito de tomar las huellas dactilares a las parejas o cónyuges de quienes deseaban entrar al país como trabajadores.

Esto afectó a los solicitantes de visas de trabajo H-1B o L-1. También a los solicitantes de otras visas que debían pasar por el mismo proceso. Y es que, debido a la cantidad de peticiones, se generó un retraso importante en la toma de huellas y la aprobación de los documentos.

Debido a esto, un grupo de abogados presentó una demanda colectiva. En ella, argumentan que pedir huellas dactilares a titulares de visas H-1B tenía la intención de retrasar la entrega de permisos de trabajo a las parejas de los titulares de estas visas.

Posteriormente, varios empresario firmaron esta denuncia colectiva. Ellos consideran que pedir huellas dactilares a las parejas de los titulares de visas H-1B generó retrasos importantes en los trámites de los trabajadores inmigrantes.

Además, los empresarios argumentan que dichos retrasos estaban causando daños personales y financieros tanto para los migrantes como para las empresas que los contratan.

Con información de The Hill.