Breonna Taylor. Investigan a Policía de Louisville por la muerte de afroamericana

Breonna Taylor. Investigan a Policía de Louisville por la muerte de afroamericana
El gobierno de Joe Biden abrió una investigación para indagar sobre la muerte de la afroamericana Breonna Taylor en Louisville. | Con información de EFE.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, anunció que su gobierno abrió una investigación a la Policía de Louisville, Kentucky por la muerte de la afroamericana Breonna Taylor.

La joven afroamericana murió hace más de un año cuando los agentes le dispararon por equivocación mientras esperaba en su domicilio.

Tal vez te interese:  Agentes baleados y protestas por fallo en el caso de Breonna Taylor

La investigación será responsabilidad de Merrick Garland, fiscal general de Estados Unidos. El objetivo será determinar si la Policía de Louisville siguió algún patrón o práctica ilegal, según se informó a través de un comunicado.

En resumen, las investigaciones del gobierno se centran en comprobar si la policía de Louisville emplea prácticas discriminatorias, tales como arrestos desproporcionados de ciudadanos afroamericanos.

También se evaluará el entrenamiento y los mecanismos para averiguar si un agente está implicado en prácticas racistas.

Es la segunda investigación que hace Joe Biden a la Policía

Esta es la segunda investigación que abre el gobierno de Joe Biden en menos de una semana. Se hará una indagación sobre la Policía de Mineápolis, Minnesota para determinar si se realizan prácticas racistas.

Este anuncio se hizo al día siguiente de que Derek Chauvin, exagente de ese mismo cuerpo, fue declarado culpable del asesinato de George Floyd.

Sobre el caso de la afroestadounidense Breonna Taylor

La afroestadounidense Breonna Taylor murió a disparos el 23 de marzo de 2020 cuando tres policías blancos entraron a su departamento. Querían hacer una orden de registro presuntamente buscando estupefacientes, los cuales no aparecieron.

Las fuerzas de seguridad entraron en su casa vestidos de paisanos. Por lo que el novio de la mujer, Kenneth Walker, los confundió con criminales y les disparó.

Por su lado, los agentes aseguran que antes de entrar se identificaron, algo que Walker aseguró no escuchar. Sin embargo, la policía le disparó 32 veces hasta dejar muerta a Taylor.

Pese a lo ocurrido, no imputaron a ninguno de los tres policías implicados en la muerte de Taylor, pero despidieron a dos de ellos.

Líderes de la comunidad negra en Kentucky acusaron a la Policía y al fiscal general del estado, el republicano Daniel Cameron de encubrir lo ocurrido.

Con información de EFE.