México da tarjetas de visitante a hijas de Victoria Salazar

México da tarjetas de visitante a hijas de Victoria Salazar por razones humanitarias
Las hijas de la migrante Victoria Salazar -Yaritza y Estephanie- reciben tarjetas de visitante por razones humanitarias en México.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las dos hijas de Victoria Salazar, migrante salvadoreña asesinada por policías en Tulum, Quintana Roo, recibieron tarjetas de visitante por razones humanitarias. El Instituto Nacional de Migración (INM) se las entregó.

“Los documentos expedidos por esta autoridad migratoria permitirán a las menores de edad seguir el proceso de resolución de su solicitud de refugio”, aclaró el INM a través de un comunicado de prensa.

Las dos hijas de Victoria Salazar son Yaritza de 16 años y Estephanie Michelle de 15 años.

Tal vez te interese:  VIDEO: la salvadoreña Victoria Salazar no agredió a nadie cuando la detuvieron
Tal vez te interese:  Madre de Victoria Salazar pide refugio a Joe Biden para sus nietas huérfanas

Según información de los registros oficiales de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), Salazar ingresó a México a principios de septiembre de 2017. Por lo que solicitó refugio por motivos de violencia de género.

En diciembre de 2017, Victoria Salazar recibió su visa humanitaria. Después viajó al municipio turístico de Tulum. Ahí se hacía cargo de la limpieza de un hotel y consideraba que era un buen lugar para mejorar su calidad de vida.

Victoria Salazar, la migrante que murió asfixiada por policías en Tulum

Sin embargo, el pasado 27 de marzo todo cambió. Según el gobierno municipal, Victoria había entrado a una tienda en la colonia Tumben Ka, en Tulum, y agredió a los empleados y a otras personas que transitaban por el lugar.

Por lo cual, cuatro policías llegaron en una patrulla para intentar controlarla. Al detenerla, la mujer policía se puso de rodillas sobre ella, una táctica parecida a la usada durante el arresto de George Floyd.

Personas que estuvieron en lugar de los hechos aseguraron que Victoria gritaba que no podría respirar. Sin embargo, la policía seguía sobre ella hasta que quedó inconsciente.

Tiempo después, la policía se levantó y vio que la migrante no se puede mover. Junto con sus compañeros intentaron despertarla, pero ella no reaccionó. Por lo que la llevaron a un centro de salud en Tulum.

La Fiscalía General de Quintana Roo informó que debido a la fuerza de los policías al someterla, le rompieron la primera y segunda vértebra cerca del cuello. Fue un feminicidio.