Programas PACR y HARP cometían múltiples abusos contra migrantes

Programas secretos PACR y HARP estaban llenos de errores
Los programas HARP y PACR violaban derechos fundamentales de las familias migrantes y exponían a mujeres migrantes menores de edad | Con información de BuzzFeedNews
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los controvertidos programas HARP y PACR, a través de los cuales la administración del presidente Donald Trump buscaba deportar rápidamente a los solicitantes de asilo mexicanos y centroamericanos que llegaban a Estados Unidos, estaban plagados de problemas, reveló BuzzFeed News.

De acuerdo con un informe de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que fue obtenido por BuzzFeed News las fallas eran:

  • Las familias migrantes permanecían detenidas más del tiempo permitido.
  • Niñas menores de edad permanecían atrapadas en el mismo espacio de detención con adultos desconocidos.
  • Las instalaciones y los baños tenían poca privacidad.

¿Qué son los programas HARP y PACR?

El Proceso de Revisión de Asilo Humanitario (HARP) y la Revisión Rápida de Solicitudes de Asilo (PACR) entraron en vigor a finales de 2020.

Los programas tenían como objetivo seleccionar y deportar rápidamente a los solicitantes de asilo que llegaban a la frontera sur de EEUU.

Tal vez te interese:  DHS revela nuevos detalles de los programas secretos de asilo PACR y HARP

HARP estaba especialmente destinado las familias mexicanas detenidas por la Patrulla Fronteriza (CBP) y pedían asilo.

En las 48 horas posteriores de su arresto, los agentes del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) realizaban la entrevista de miedo creíble.

El otro programa, PACR, fue organizado de manera similar pero dirigido a los centroamericanos que viajaron por México para llegar a la frontera con EEUU.

Los programas finalmente se suspendieron por la pandemia de coronavirus, ya que el gobierno optó por deportar a los migrantes sin permitirles pedir asilo.

Programas estaban llenos de abusos

El primer problema reportado fue que las familias eran detenidas por la CBP más de una semana, superando el estándar de 72 horas.

Sin embargo, el problema más grave de que padecían las familias detenidas en las instalaciones fronterizas era la falta de privacidad.

El reporte explica que el tamaño de las celdas complicó mantener a las familias unidas mientras separaban a mujeres y niños de hombres no relacionados.

Los funcionarios de CBP mantuvieron unidas a diferentes familias y, como resultado, las mujeres y niñas en las celdas estaban recluidas con hombres y niños que no eran miembros de la familia.

El informe mencionó el caso de una celda, en ella dos niñas de 14 años fueron detenidas con nueve hombres sin parentesco.

Tal vez te interese:  ¿Puedo pedir asilo para entrar o quedarme EU? Te decimos

Además, los retretes ofrecían poca privacidad y no había un espacio privado para amamantar, aunque había mujeres con bebés.

Según el informe, los funcionarios de la CBP intentaron crear un entorno “menos restrictivo” para los niños bajo custodia.

En específico, crearon un área de juegos en cada celda, con coloridos tapetes y juguetes.

En tanto, funcionarios de USCIS dijeron a los inspectores que muchos inmigrantes no entendían lo que significaba representación legal.

Por otro lado, los funcionarios de CBP habían tenido dificultades para brindarles acceso a los teléfonos.

Al final, solo un pequeño porcentaje de cada uno de estos grupos pudo aprobar su entrevista inicial de selección de asilo: 19% para PACR y 29% para HARP.

Con información de BuzzFeed News