El COVID-19 adelantó la crisis económica | Conexión Migrante
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
El COVID-19 adelantó la crisis económica
Luis Enrique Mercado | 16 marzo, 2020
AMLO economía afectada coronavirus

El coronavirus Covid-19 adelantó la crisis en México porque no hay margen para nada | Foto: Andrés Manuel López Obrador

El problema es que el gobierno no estaba preparado para una crisis económica, con el Covid-19 se paralizará la economía y no hay para donde hacerse

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, insiste en que México está preparado para enfrentar las consecuencias económicas del Covid-19, pero sólo al verle la cara de angustia se da uno cuenta que él, más que nadie, sabe que estamos muy mal parados para hacer frente a la inevitable crisis.

Por principio de cuentas, las finanzas públicas están al límite y tensionadas por la caída en los ingresos petroleros, derivados del desplome en los precios del petróleo.

También cayeron los ingresos tributarios, debido a un insuficiente crecimiento económico.

En cristiano, esto significa que Hacienda tiene las manos atadas para otorgar un plan de estímulos fiscales que permita a las empresas enfrentar la caída.

Tampoco es posible usar los fondos de emergencia, como se hizo en la crisis financiera del 2009, porque esos fondos ya se los gastaron.

Y es muy complicado esperar que Banxico afloje su política monetaria con una baja de tasas y una inyección de dinero a la economía.

Porque los problemas no los tenemos por la parte monetaria, sino por la parte fiscal.

Por si fuera poco, la economía completó tres trimestres seguidos con números rojos y terminó 2019 con un menos 0.1 por ciento.

Es decir, no hay margen para nada que no sea lograr que ese número se haga más grande.

La otra circunstancia es la actitud del Primer Mandatario ante el problema.

Tal vez te interese:  PERSPECTIVAS | Ahora, el blanco es Banxico

Por principio de cuentas, todo parece indicar que él piensa que el Covid-19 es, o un invento de los conservadores para dañar su gobierno.

O una fiebre tabasqueña que se quita chupando limones.

Es por ello que, con la excepción de la cancelación de las clases durante un mes a partir el 20 de marzo decretada por la Secretaría de Educación Pública, ni hay vigilancia en los aeropuertos ni se suspenden las reuniones masivas del Presidente, ni él ha anunciado alguna medida para hacer frente a la crisis económica.

Porque sí, el Covid-19 es un grave problema de salud.

Las medidas que el mundo y algunos estados del país han adoptado hasta ahora para evitar su diseminación, significan matar la economía.

El cierre de fronteras decretada por varios países, empezando por Estados Unidos, significa que el comercio y el turismo se mueren.

La cancelación de eventos masivos, conciertos y festivales, en varios estados, golpeará severamente al turismo y a todas las actividades que de él se derivan.

Seguramente veremos un desplome enorme del crecimiento de la economía. Sin duda habrá despidos en muchas empresas y es seguro que la inversión se contraerá aún más.

No se ve qué cosas pueda hacer el gobierno, sino cruzar los dedos para que la crisis de salud pase pronto, para que, en ese lapso, las calificadoras no quiten el grado de inversión a los bonos de Pemex y no disminuyan la calificación de la deuda soberana.

Publicidad
Publicidad

Si ya veníamos con problemas económicos, la crisis mundial de salud nos colocará de lleno en una crisis económica que iba a llegar y que el COVID-19 adelantó, algo así como doce meses.

Hasta el próximo lunes y mientras, no deje de seguirme en mi página de Facebook, Perspectivas, de Luis Enrique Mercado; y en mi cuenta de Twitter @jerezano52.


Ayúdanos a seguir ofreciendo un periodismo independiente, de calidad y cercano a la comunidad migrante mexicana y latina en Estados Unidos. El registro a la membresía es gratuito, pero si quieres apoyar con un donativo éste puede ser deducible de impuestos en México y EEUU
Dona Regístrate

Facebook Comments


Cambiar configuración de privacidad