Deportados Unidos en la Lucha abrirá dos negocios para autoemplearse

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La organización Deportados Unidos en la Lucha empieza a ver los frutos de su descomunal esfuerzo por sobrevivir su llegada a un país del que hace muchos años no se sentían parte.

Luego de casi cinco meses trabajando, el grupo de casi 20 personas por fin tendrá oficinas, un taller de serigrafía y una cafetería. Todos estos esfuerzos son para darle trabajo a los miembros de la organización.

Ana Laura López, vocera de la organización, tiene claro que no trabajarán en maquilas o en call centers, donde les pagan salarios de hambre a muchos de quienes regresan de Estados Unidos.

“Es ilógico que nos saquen de Estados Unidos porque no nos quieren, pero aquí en la ciudad de México nos quieran contratar empresas gringas”.

Tal vez te interese:  Deportados Unidos en la Lucha abrirá dos negocios para autoemplearse

Y es que los retornados y algunas organizaciones como Solidaridad US-MX, Other Dreamers y Retorno CDMX, además de DUL,  se reunieron ayer jueves en la explanada del Monumento a la Revolución, justo enfrente de la empresa Teletech.

Esa compañía  tiene call centers que contratan a deportados que hablan inglés para que den servicio a clientes de Estados Unidos.

Tal vez te interese:  Deportados Unidos en la Lucha: Un grupo de apoyo a los mexicanos expulsados de EU

La reunión frente a las oficinas es para tratar de captar a algunos deportados que necesiten de apoyo, acompañamiento o simplemente compañía en este difícil retorno.

-¿Qué instancia de gobierno se ha acercado para ayudarlos?

-La verdad, de gobierno los únicos que nos han ayudado son los de la Secretaría del Trabajo de la Ciudad de México. Amalia García ha estado pendiente de apoyarnos”, comenta Ana Laura.

NEGOCIOS PROPIOS

Ana Laura, vocera de Deportados Unidos en la Lucha sonríe cada vez que cuenta los pequeños grandes pasos que van dando.

Tal vez te interese:  Testimonios de paisanos deportados llegando al aeropuerto de la Ciudad de México

En una semana, mas o menos, abrirán DULCafé, una cafetería cercana al metro Pantitlán. Ahí, ademas de vender café, será un centro de operaciones para el grupo, que cada semana está en el aeropuerto para esperar a los retornados que llegan a la ciudad.

“Queremos que la cafetería se convierta también en un lugar para ellos, donde puedan tomarse un café, echarse una comida caliente y hasta esperar a sus familiares”, comenta Ana Laura.

El otro local estará en la colonia Santa María la Ribera, donde abrirán la oficina formal de la organización y un taller de serigrafía de Deportados Brand, donde harán trabajos de impresión de camisetas y tazas, por lo pronto.

En cada uno de los dos negocios trabajaron cinco personas del grupo.

La organización busca donativos de ropa en buen estado y empleos para los retornados. Si estas interesado en ayudarlos puedes llamar al (55) 5571-6996.