12 de junio de 2024
DOLAR: $18.44
Search
Close this search box.
12 de junio de 2024 | Dolar:$18.44

¿Cómo rezar el primer domingo de adviento?

La tradición cristiana señala que el primer domingo de adviento se prende en los hogares, la vela morada, tal como se hace en la misa dominical antes de comenzar a rezar.

El domingo 3 de diciembre inicia la temporada de adviento, que es el tiempo de espera y de preparación para recibir la navidad. Durante la preparación hay que orar, así que te decimos cómo rezar el primer domingo de adviento. 

Antes de iniciar con el rezo es importante que prendas la primer veladora de color morado. Este color representa la penitencia y oración mientras se vive la espera. 

Recuerda que estás velas van en la corona de adviento, la cual es uno de los símbolos más representativos de esta temporada.

Tal vez te interese:  ¿Qué es el Adviento y cuándo inicia este 2023?

¿Cómo rezar el primer domingo de adviento?

La primera semana de Adviento representa la venida del señor al final de los tiempos. 

De acuerdo con la palabra, los fieles tienen que estar en vela, manteniendo una especial actitud de conversión.

La tradición cristiana señala que este día se prende en los hogares, la vela morada, tal como se hace en la misa dominical.

Una vez hecho esto hay que disponerse para rezar, de preferencia en familia; la oración para este domingo es la siguiente:

Encendemos, Señor, esta luz, como aquel que enciende su lámpara para salir, en la noche, al encuentro del amigo que ya viene. En esta primera semana de Adviento queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría. Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen. Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú traes la luz más clara, la paz más profunda y la alegría más verdadera. ¡Ven, Señor Jesús!. ¡Ven, Señor Jesús!

Tal vez te interese:  Cuatro oraciones de Adviento: una para cada domingo

Lecturas y reflexiones

A parte de la oración, la iglesia católica recomienda a los creyentes a hacer las lecturas: Isaías 63, 16 – 17 y 19, Isaías 64, 2-7, Carta del apóstol San Pablo a los corintios 1, 3-9. Y Marcos 13, 33 – 37.

Al finalizar las lecturas es recomendable que cada uno de los presentes haga una reflexión acordé a ellas y en torno a la temporada navideña.

Con información de El Universo

Notas relacionadas