Pandilleros de la MS-13 en Estados Unidos enfrentan cargos por extorsión y asesinato

En El Salvador la Mara Salvatrucha o MS-13 es una de las pandillas más poderosas y peligrosas. | Foto: VOA/Reuters.
Se cree que los acusados pertenecían a una clica conocida como Weedams Locos Salvatrucha, que opera principalmente en el área de Adelphi, Maryland.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló una acusación formal por conspiración de crimen organizado contra nueve miembros de la pandilla La Mara Salvatrucha (MS-13). Estos pandilleros operaban en Estados Unidos y en El Salvador.

Tal vez te interese:  El gobierno de El Salvador pidió a la Corte Suprema revisar el tratado de extradición con Estados Unidos

¿Qué cargos enfrentan los pandilleros de la MS-13 en Estados Unidos?

La acusación fue presentada por un juez federal en el Distrito de Maryland. Involucra cargos por asesinato, extorsión y lavado de dinero.

De acuerdo con fiscal federal Erek L. Barron, los miembros de la MS-13 extorsionaban dinero de miembros de la comunidad para financiar la pandilla, tanto en Maryland como en El Salvador. Además, de acuerdo con lo que se establece en la acusación, pandilleros de la MS-13 en Estados Unidos mataron a una persona que cooperaba con la policía.

Tal vez te interese:  Desapariciones y pandillas: las dolorosas espinas de Guatemala, Honduras y El Salvador

Extorsión en Maryland

Según documentos judiciales, la MS-13 está organizada en divisiones o “clicas” (células) en Estados Unidos. Se cree que los acusados pertenecían a una clica conocida como Weedams Locos Salvatrucha, que opera principalmente en el área de Adelphi, Maryland.

La acusación señala que los acusados “extorsionaron a múltiples víctimas “de manera regular. Asimismo, se presume que varios de los pandilleros en Estados Unidos transfirieron ilícitamente el dinero recolectado a divisiones de la Mara Salvatrucha en El Salvador.

Si los declaran culpables, los acusados podrían enfrentar penas que van desde los 20 años hasta cadena perpetua en prisión. Actualmente hay varias instituciones gubernamentales en Estados Unidos que trabajan en el caso, algunas de ellas son:

  • Buró Federal de Investigaciones​ (FBI, por sus siglas en inglés)
  • Investigaciones de Seguridad Nacional
  • Departamento de Policía del Condado de Prince George.