“¡Viva la Virgen de Guadalupe!”, dijo el Papa Francisco desde el Vaticano

“¡Viva la Virgen de Guadalupe!”, dijo el Papa Francisco desde el Vaticano. | Foto: Captura de video / Vatican Media.
El Papa Francisco dio un discurso el 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe, a los peregrinos que llegaron al Vaticano. | Con información de ACI Prensa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

“¡Viva la Virgen de Guadalupe!”, gritó el Papa Francisco emocionado desde el Palacio Apostólico del Vaticano este 12 de diciembre, al celebrar a la Virgen de Guadalupe.

Asimismo, el Papa Francisco se sorprendió de todas las banderas de países americanos al dirigirse a los fieles y peregrinos reunidos en la Plaza San Pedro. De igual forma, los felicitó por ese gesto que ha “unido a quienes desde Alaska hasta la Patagonia” festejan a “La Morenita” cada 12 de diciembre.

Tal vez te interese:  Peregrinos visitan a la Virgen de Guadalupe con fe y devoción en la Basílica
Tal vez te interese:  Cinco oraciones para festejar a la Virgen de Guadalupe en su día

El Papa Francisco afirmó que la Virgen de Guadalupe y San Jua Diego nos enseñan a “caminar juntos” en comunicación con los obispos para “ser Buena Noticia para todos”. Recordó que con esos actos de “fe y de testimonio público” como el demostrado.

Hoy se inicia a preparar el Jubileo Guadalupano del 2031 y el Jubileo de la Redención del 2033. El Papa Francisco terminó su participación con un fuerte grito de: “¡Viva la Virgen de Guadalupe!”.

Las serenatas, vestidos típicos, flores y oraciones de cientos de fieles latinoamericanos y de todo el mundo llenaron la Plaza de San Pedro esta mañana. Se reunieron para honrar a la “La Morenita del Tepeyac”.

Peregrinos se reunieron en el Vaticano para festejar a la Virgen de Guadalupe y escuchar al Papa Francisco

A partir de las 10 de la mañana del domingo, la Plaza de San Pedro estuvo animada por los fieles reunidos para el rezo de la oración mariana. Con motivo de la fiesta dedicada a la Santísima Virgen que apareció en México en 1531.

Esta es una iniciativa impulsada por la Pontificia Comisión para América Latina que culminó con el Ángelus del Papa Francisco, según informó el Vaticano.

“Esta experiencia debe repetirse una y otra vez. De este modo, Dios que es comunión, animará la conversación de la Iglesia y de la sociedad que tanto necesitamos en las Américas y también necesitamos en el mundo”, puntualizó.

Con información de ACI Prensa.