Cinco oraciones para festejar a la Virgen de Guadalupe en su día

La Virgen de Guadalupe nos sigue cubriendo con su manto incluso en estos días de incertidumbre. Por eso, la honramos con estas hermosas palabras.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este 12 de diciembre, nuestra celebración de la Virgen de Guadalupe ha tenido que adaptarse a la pandemia. Sin embargo, el coronavirus no nos impide demostrar nuestra fe a la Morenita del Tepeyac.

Es por eso que te dejamos estas 5 hermosas oraciones. Con ellas, podrás elevar tus plegarias y agradecimientos a la Madre de las Américas desde tu hogar.

Oración a la Virgen de Guadalupe por los migrantes

Rosa fresca del Tepeyac,
florecida en el crudo invierno del Anáhuac,
semilla de Evangelio en este mundo nuevo.

Madre, Salud y Regazo de quienes a ti se acogen,
Mujer peregrina llena de Dios,
presurosa en las montañas de Judea
y presente en las colinas y veredas de nuestra vida toda,
atiende a nuestras suplicas.

Ayer te hiciste encontradiza ante Juan Diego;
hoy te pedimos que vengas al encuentro
de quienes han emprendido jornadas hacia la vida
y habiendo dejado tierra, familia y hogar
corren presurosos y desconcertados
hacia el encuentro de una vida más digna.

Señora y Niña nuestra, intercede ante tu Hijo
para que las correrías llenas de incertidumbre
de los migrantes y los refugiados,
se vean protegidas por la Providencia amorosa
del Verdadero Dios por quien se vive.

Que tu corazón maternal alcance del Omnipotente
la protección de quienes en camino
experimentan la desolación, el abandono
y los muchos peligros que les acechan.

Que en medio de las dificultades, tu mensaje de amor y comprensión
resuene lleno de esperanza en el corazón de quienes sufren
las duras pruebas de la migración y el exilio,
y que tus palabras confiadas,
resuenen en sus corazones lastimados como un signo de esperanza:

¿No estoy yo aquí que soy tu madre?
¿Acaso estás por ventura en mi regazo? ¿No soy yo tu salud?
¿Qué más has de menester?

Oración por los afectados en la pandemia

Virgen Santísima de Guadalupe,
Reina de los Ángeles y Madre de las Américas.
Acudimos a ti hoy como tus amados hijos.
Te pedimos que intercedas por nosotros con tu Hijo
como lo hiciste en las bodas de Caná.

Ruega por nosotros, Madre amorosa,
y obtén para nuestra nación, nuestro mundo,
y para todas nuestras familias y seres queridos,
la protección de tus santos ángeles,
para que podamos salvarnos de lo peor de esta enfermedad.

Para aquellos que ya están afectados,
te pedimos que les concedas la gracia de la sanación y la liberación.
Escucha los gritos de aquellos que son vulnerables y temerosos,
seca sus lágrimas y ayúdalos a confiar.

En este tiempo de dificultad y prueba,
enséñanos a todos en la Iglesia a amarnos los unos a los otros y a ser pacientes
y amables.
Ayúdanos a llevar la paz de Jesús a nuestra tierra y a nuestros corazones.
Acudimos a ti con confianza, sabiendo que realmente eres nuestra madre
compasiva,
la salud de los enfermos y la causa de nuestra alegría.

Tal vez te interese:  Hoy se celebra la Natividad de la Virgen María ¡Feliz Cumpleaños Madre Nuestra!

Refúgianos bajo el manto de tu protección, mantennos en el abrazo de tus
brazos,
ayúdanos a conocer siempre el amor de tu Hijo, Jesús. Amén.

Oración de Mons. José Gómez, Arzobispo de Los Ángeles.

Oración para pedir protección a la Virgen

Virgen Santísima de Guadalupe, Madre de Dios, Señora y Madre nuestra. Venos aquí postrados ante tu santa imagen, que nos dejaste estampada en la tilma de San Juan Diego, como prenda de amor, bondad y misericordia. Aún siguen resonando las palabras que dijiste a Juan con inefable ternura: “Hijo mío queridísimo, Juan a quien amo como a un pequeñito y delicado,” cuando radiante de hermosura te presentaste ante su vista en el cerro del Tepeyac.

Haz que merezcamos oír en el fondo del alma esas mismas palabras. Sí, eres nuestra Madre; la Madre de Dios es nuestra Madre, la más tierna, la más compasiva. Y para ser nuestra Madre y cobijarnos bajo el manto de tu protección te quedaste en tu imagen de Guadalupe.

Virgen Santísima de Guadalupe, muestra que eres nuestra Madre. Defiéndenos en las tentaciones, consuélanos en las tristezas, y ayúdanos en todas nuestras necesidades. En los peligros, en las enfermedades, en las persecuciones, en las amarguras, en los abandonos, en la hora de nuestra muerte, míranos con ojos compasivos y no te separes jamás de nosotros.

Reliquia de la tilma de la Virgen de Guadalupe en capilla de la Catedral de Los Ángeles, Estados Unidos. Fotos: Cortesía de la Arquidiócesis de Los Ángeles.

Oración para dar gracias a la Virgen de Guadalupe

Virgen de Guadalupe, vengo a darte las gracias por tenerme en tu cobijo, por abrazarme, amarme y darme tu protección todos los días. Tu espíritu compasivo ilumina nuestro camino.

Eres la madre de la misericordia. Madre de Dios, hágase tu voluntad, danos fe, armonía y amor como se la diste a tu hijo, y que llegue a nosotros toda tu humildad.

Virgen de Guadalupe, que desde el cielo acudes en nuestro auxilio cuando necesitamos tu consuelo. ¡Oh Virgen de Guadalupe! Tú eres un ejemplo de sufrimiento, queremos sentir tu cariño, tu compasión y tu compañía siempre en nuestra vida. Amén.

Oración para pedir por la paz mundial

Virgen de Guadalupe, Madre de América. Tiende tu protección sobre todas las naciones del Continente y renueva su fidelidad a Cristo y a la Iglesia. Suscita propósitos de equidad y rectitud en sus gobernantes. Protege a los hermanos de Juan Diego para que no sufran discriminación. Cuida a los niños. Guarda la unidad de las familias… Que desde esta tu Imagen manifiestes siempre tu clemencia, tu compasión y tu amparo. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Con información de ACI Prensa y Jóvenes sin fronteras, misioneros Scalabrinianos.