Pros y contras de la visa de matrimonio y la visa de prometido

Pros y contras de la visa de matrimonio y la visa de prometido. | Foto: Pixabay.
Si tienes planeado casarte en Estados Unidos, debes saber que hay visa de matrimonio y visa de prometido, pero cada caso es diferente.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Paisano, ¿sabías que existe una visa de matrimonio y una visa de prometido? Por lo que a continuación, te diremos en qué consiste cada una; así como cuáles son las diferencias entre ambas.

Si planeas casarte con alguien que no vive en Estados Unidos, hay dos maneras en las que puedes traer a un ser querido a Estados Unidos: visa de prometido K-1 o visa de cónyuge. Generalmente, existe una confusión entre la visa K-1 con una visa de cónyuge K-3.

Tal vez te interese:  USCIS facilita proceso para obtener Green Card por matrimonio
Tal vez te interese:  Checa cómo obtener tu visa de prometido para casarte con un ciudadano americano

La visa K-1 es para que un prometido extranjero vaya a Estados Unidos. Debe casarse dentro de los 90 días de su estancia en territorio estadounidense. Después de eso, se podrá solicitar una Green Card para obtener el estatus de residente permanente legal.

Mientras que una visa de cónyuge K-3 es para que un cónyuge extranjero casado de un ciudadano de Estados vaya a territorio estadounidense. Por lo que puede patrocinar a su cónyuge legal para que vaya a Estados Unidos a través de una Petición de familia extranjero I-130 o K-3 Visa de no inmigrante.

¿Qué es mejor: una visa de matrimonio o de prometido?

Depende mucho de tu situación, pero aquí te dejamos algunos pros y contras de cada tipo de visa.

  • Las visas de matrimonio están disponibles para los cónyuges de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales.
  • Asimismo, un K-1 es ideal para un prometido si ya es un ciudadano estadounidense.
  • Por lo tanto, una visa de prometido es típicamente un proceso de aprobación más rápido.
  • La aprobación de la Green Card es un más rápida para una visa de matrimonio.
  • Los inmigrantes K-1 tienen 90 días para casarse después de su llegada a Estados Unidos. Luego deben pedir un ajuste de estado, lo cual lleva más de un año. Y durante dicho periodo no pueden trabajar sin una autorización especial.
  • Si está casado con un ciudadano estadounidense, la visa condicional le da derecho a trabajar antes de solicitar un ajuste de estatus.

Cabe destacar que el proceso de solicitud de visa puede ser confuso e incluso llevar varios meses o años. Todo esto hasta que USCIS apruebe la visa de prometido o matrimonio. Sin embargo, como cada situación es única, se recomienda la asesoría de un abogado de inmigración.