Senado rechaza orden de Joe Biden de vacunación obligatoria a empresas

Mientras este mandato federal de la vacunación obligatoria se discute, en la ciudad de Nueva York piensan imponer una orden similar. | Foto: Reuters / VOA.
La orden de vacunación obligatoria ha quedado suspendida temporalmente mientras se resuelve la discusión legal al respecto.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este miércoles, el Senado de Estados Unidos aprobó una resolución para anular la orden de Joe Biden de exigir vacunación obligatoria contra la Covid-19 a empresas con 100 o más trabajadores.

Sin embargo, el tema de la vacunación obligatoria no terminará ahí. Ahora, la medida de rechazo pasará a la Cámara liderada por los demócratas, donde es poco probable que se adopte. Esto significa que el mandato se mantendrá, aunque los tribunales lo han suspendido por el momento.

La votación les dio a los senadores la oportunidad de expresar su oposición a la política de vacunación obligatoria. Muchos de ellos argumentan que el plan ha provocado temores en las empresas y empleados no vacunados. Estos últimos se preocupan por perder sus trabajos si la regla entra en vigor.

Normalmente, los legisladores pueden invalidar ciertas regulaciones federales si ambas cámaras del Congreso aprueban una resolución conjunta y el presidente la firma. También, si el Congreso anula un veto presidencial. Sin embargo, es poco probable que eso suceda en este caso.

Tal vez te interese:  Nueva York implementa vacunación obligatoria para todos los empleados del sector privado

¿Cuál es el plan de vacunación obligatoria de Biden?

Según la regla del gobierno de Biden, las empresas privadas con 100 o más trabajadores deben exigir que sus empleados estén completamente vacunados contra la Covid-19. Si no lo están, entonces tienen que realizarles una prueba del virus semanalmente. Además, deben usar mascarillas en el trabajo.

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional dijo que trabajaría con las empresas para que cumplan estas normas. Además, las multaría con hasta más de 13 mil dólares por cada infracción. Sin embargo, la implementación y el cumplimiento de la vacunación obligatoria han quedado suspendidas momentáneamente.

Opiniones divididas sobre el mandato

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, ha dicho que los estadounidenses que se han negado a vacunarse son el mayor impedimento para poner fin a la pandemia. También ha insinuado que parte de la resistencia a la vacunación obligatoria se basa en la política.

De acuerdo con Schumer, las redes sociales han jugado un papel en la difusión de falsedades sobre la vacuna, y “también la extrema derecha”. Por lo tanto, instó a los senadores a votar en contra de la prohibición del mandato de Biden.

El senador Mike Braun, republicano por Indiana, es quien encabeza este intento de detener la propuesta. Los miembros de su partido apoyan la vacuna, pero han declarado que el mandato de vacunación obligatoria equivale a una extralimitación del gobierno.

Al final, dos legisladores demócratas votaron con 50 republicanos para anular el mandato de vacunación obligatoria: los senadores Joe Manchin, de West Virginia y Jon Tester, de Montana.

Manchin había dicho en un tuit que no apoya ningún mandato federal sobre vacunas para empresas privadas. Por su parte, la oficina de Tester dijo que su oposición se basa en conversaciones con empresas de Montana. Estas empresas “expresaron profundas preocupaciones sobre el efecto negativo en sus resultados y en la economía de nuestro estado durante este frágil periodo de recuperación”.

La senadora Patty Murray, demócrata por Washington, se puso del lado de la administración Biden. Además, señaló que la pandemia aún continúa y que las muertes son abrumadoramente entre los no vacunados.

“¿Cómo diablos tiene sentido en este momento socavar una de las herramientas más poderosas que tenemos para vacunar a la gente y detener este virus?”, dijo Murray. “¿En qué mundo es una buena idea?”