¿Cuál es la diferencia entre la visa K-1 de prometido y la Green Card por matrimonio?

¿Cuál es la diferencia entre la visa K-1 de prometido y la Green Card por matrimonio? | Foto: Pixabay.
Paisano, te decimos cuáles son las diferencias entre una visa K-1 de prometido y la Green Card por matrimonio por si quieres casarte.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Existen algunas diferencias entre una visa L de prometido y la Green Card por matrimonio. Por lo que, si estás comprometido o tu pareja es ciudadano estadounidense, tienes dos opciones para a elegir para hacer el proceso de inmigración.

Tal vez te interese:  Checa cómo obtener tu visa de prometido para casarte con un ciudadano americano
Tal vez te interese:  ¿Cómo puedo obtener la Green Card por lazos familiares?

Tu pareja no ciudadana tiene la opción de solicitar una visa K-1 de prometido. La otra alternativa es patrocinar a la otra pareja para conseguir una Green Card por matrimonio.

Sin embargo, la decisión dependerá de diferentes factores, uno de ellos es la intención de casarse. Lo ideal es que un abogado de inmigración te pueda ayudar para elegir el camino correcto de acuerdo a tu situación personal.

Visa K-1 de prometido

Una visa K-1 de prometido es una visa temporal, la cual permite que la pareja comprometida de un ciudadano estadounidense pueda ingresar a Estados Unidos para casarse en el país.

Cabe destacar que se considera como una visa de no migrante porque tiene una duración de 90 días. El objetivo del documento es permitir que el prometido viaje a Estados Unidos para tener su boda. Una vez casados, el cónyuge ciudadano podrá patrocinar al cónyuge extranjero para que consiga su Green Card o tarjeta de residencia en Estados Unidos.

Algunas de las condiciones para obtener una visa de prometidos es que la pareja se haya visto en persona dentro de los dos años anteriores a celebrar la boda.

No obstante, hay algunas excepciones si se muestra una razón que se pueda justificar, tales como una razón cultural para permanecer separados o dificultades extremas. Siempre se deben presentar pruebas para demostrar que la relación es real. Por ejemplo: un contrato de un salón de fiestas donde se celebrará la boda.

Es importante resaltar que se les permitirá solamente a las parejas que presenten una declaración simple donde indiquen su intención de casarse dentro de 90 días. De igual forma, las dos personas interesadas en casarse deben estar solteras de forma legal.

El matrimonio propuesto debe ser legal bajo las leyes del estado donde se realizará la boda. Por lo que las parejas del mismo sexo pueden solicitar una visa de prometido, aunque los matrimonios del mismo sexo no estén permitidos en el país de origen del prometido.

Green Card por matrimonio

Si una pareja ya contrajo matrimonio o el prometido se encuentra en Estados Unidos, la opción es una Green Card por matrimonio. Asimismo, los cónyuges de los titulares de la Green Card también son elegibles para solicitar su tarjeta de residencia. Aunque el tiempo de espera de los cónyuges de los ciudadanos es más largo y deben solicitarla mientras su estatus migratorio sea legal.

Para tramitar una Green Card por matrimonio, la pareja de casados deberá mostrar que su matrimonio es válido y llevan una relación real, es decir, que no sea de conveniencia. Algunos ejemplos de evidencia son: estados de cuenta conjuntos, un contrato de una renta compartida o fotos.