4 datos de la rivalidad entre México y Estados Unidos

La rivalidad futbolística entre el tricolor y el Team America se renueva esta noche, con miras al Mundial de Qatar 2022.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En preparación para tan esperado duelo, Conexión Migrante te presenta cuatro datos de la rivalidad futbolística entre México y los Estados Unidos.

Orbelín Pineda trata de controlar un balón en la final de la Copa Oro 2021. Foto: CONCACAF.

1- La primera victoria fue para las barras y las estrellas

El primer partido oficial entre los equipos de México y Estados Unidos fue en las eliminatorias del Mundial de Italia 1934. A solo tres días del inicio de la justa, mexicanos y estadounidenses se enfrentaron para ganar un único partido en Roma. Ese duelo lo ganaron los norteamericanos, con un marcador de 4 goles a 2.

2- 40 años de dominio de México

Tuvieron que pasar 3 años para que la selección mexicana tuviera su venganza. En septiembre de 1937, México venció en 3 partidos amistosos a los estadounidenses. 10 años después, en la primera edición del llamado “Campeonato de Fútbol de América del Norte”, el tricolor goleó 5-0.

Este triunfo fue el comienzo de una racha de cerca de 40 años, ya que entre 1947 y 1980, el Team America no pudo ganar ningún partido en la rivalidad. En total, fueron 12 victorias para México y 3 empates.

Tal vez te interese:  México y Estados Unidos, juego crucial rumbo al Mundial

3- Solo dos personas han jugado con ambas selecciones

En toda la historia de la rivalidad, dos futbolistas han tenido la oportunidad de representar a México y Estados Unidos.

El primero de ellos fue Martín Vázquez. Después de mudarse con su familia a Los Ángeles cuando tenía 12 años, Vázquez comenzó su carrera profesional en el fútbol estadounidense con los Hollywood Kickers. En 1988 regresó a México para jugar con los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, y después se desempeñó con el Puebla, Veracruz y el Atlas, club donde tuvo su mayor actividad.

Vázquez representó a la selección mexicana en 3 partidos amistosos entre 1990 y 1992, bajo las órdenes de Manuel Lapuente y César Luis Menotti. Después de obtener la ciudadanía estadounidense en 1996, jugó 7 partidos con el Team America.

El segundo de ellos es Edgar Castillo. Originario de Las Cruces, Nuevo Mexico, tuvo sus inicios en el fútbol profesional con el Santos Laguna; después jugó para América, Tijuana, Monterrey y varios equipos en la MLS.

Castillo participó en tres partidos amistosos con la selección mexicana entre 2007 y 2009. En septiembre de ese año, solicitó a la FIFA su cambió de afiliación, y debutó con el equipo norteamericano en noviembre. Al final, representó a Estados Unidos en 18 partidos hasta 2016.

4- El encuentro más importante lo ganó Estados Unidos

Brian McBride anota el primer gol para los Estados Unidos, en el partido de octavos de final de la Copa del Mundo Corea-Japón 2002. Foto: FIFA.

Sin duda, el partido más trascendental entre México y Estados Unidos sucedió en una Copa del Mundo. En el Mundial de Corea-Japón 2002, aztecas y estadounidenses se cruzaron en los octavos de final. La selección mexicana salía como la favorita, ya que había alcanzado el primer lugar del grupo G de la competencia después de vencer a Croacia y Ecuador, además de empatar con Italia.

Tristemente para el equipo mexicano, el 17 de junio fue pintado de rojo, azul y blanco. Con goles de Brian McBride y Landon Donovan, las barras y las estrellas se impusieron a México, en lo que sin duda es la derrota más dolorosa para el tricolor. En los momentos finales del juego, Rafa Márquez le dio un tremendo cabezazo a Cobi Jones, por lo que terminó expulsado.

Tal vez te interese:  Gianni Infantino: la fusión de Liga MX y MLS podría ser la mejor del mundo