López Obrador reconoce que la Guardia Nacional asesinó a dos migrantes en Chiapas

Foto: @GN_MEXICO_
El presidente de México reconoció que las personas al interior del vehículo no dispararon ni agredieron a la Guardia Nacional | Con información de La Jornada
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que el ataque realizado por elementos de la Guardia Nacional contra un vehículo que transportaba a varios migrantes de distintos países dejó dos muertos y no uno como se informó en un inicio.

Durante su conferencia matutina, López Obrador dijo que ya dio instrucciones para poner a disposición del Ministerio Público a los elementos de la Guardia Nacional.

El ataque perpetrado por la Guardia Nacional contra los migrantes tuvo lugar la madrugada del domingo 31 de octubre en Pijijiapan, Chiapas. A través de una tarjeta informativa, la GN explicó que:

  • Sus elementos divisaron a tres vehículos y que estos evadieron el puesto de seguridad ciudadana “Huixtla”.
  • Al encontrarse de frente a una camioneta, la Guardia Nacional le ordenó detenerse por medio de señales audibles y visibles.
  • Contrario a las instrucciones, el conductor intentó embestir a los elementos de la Guardia Nacional acelerando la marcha del vehículo.
  • Al verse en riesgo, los agentes accionaron sus armas para detener el vehículo
  • Al interior del vehículo, encontraron a cuatro personas lesionadas y una sin signos vitales.
Tal vez te interese:  Ataque de la Guardia Nacional contra la caravana migrante deja a un cubano muerto
Tal vez te interese:  INM y Guardia Nacional frena cuarta caravana migrante

Sin embargo, el presidente reconoció que no dispararon ni agredieron a la GN, “eso no se debe hacer, hay otras formas de detener a quienes están violando la ley”, agregó.

CNDH investiga el ataque de la Guardia Nacional en Chiapas

Ante lo ocurrido, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó que inició una investigación del ataque perpetrado por la Guardia Nacional.

Ante tales acontecimientos, médico y visitadores adjuntos de este Organismo Autónomo se trasladaron al Hospital Básico Comunitario “Dr. Rafael López Alfaro”, del municipio de Pijijiapan, Chiapas, para verificar las condiciones de salud de las personas heridas.

Pueblo sin Fronteras denuncia corrupción de las autoridades

Por su parte, Irineo Mujica, líder de la organización defensora de los migrantes Pueblo sin Fronteras, denunció que tras el tiroteo por parte de la Guardia Nacional, los agentes del INM amenazaron a los migrantes con deportarlos del país si denunciaban.

“Al mismo tiempo que los rafaguearon, el Instituto Nacional de Migración llegó y les dijo que si ellos denunciaban todos iban a ser deportados a su país, a menos de que, si ellos se quedaban callados, no hablaban con la prensa, no nos decían nada, iban a ser recompensados con una tarjeta de residencia para que se fueran por todo el país y salieran inmediatamente”, declaró el activista.

Adicionalmente, Mujica explicó que los migrantes involucrados en el ataque recibieron estas tarjetas en menos de dos horas. Hasta el momento el activista desconoce qué pasó con los otros migrantes que viajaban en el vehículo y con el cuerpo de la persona fallecida.

El activista recordó que los migrantes decidieron continuar su recorrido por México debido a que las comunidades de Chiapas no tienen la infraestructura para atenderlos.