¡Bienvenido, Molino Informativo!

Las poblaciones migrantes están llenas de historias y el Molino Informativo es un lugar perfecto para intercambiarlas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Luego de dos años de convertir un taller de tapicería en el Bronx en centro de medios; de muchos talleres de formación técnica con migrantes, de reclutar a periodistas independientes de Estados Unidos, México y Centroamérica, de buscar fondos y organizarse para el trabajo, el pasado 12 de Octubre salió a la luz el Molino Informativo, un medio de comunicación editado por migrantes, periodistas independientes y defensores de Derechos Humanos.

Desde este espacio, los reporteros y editores quieren derribar narrativas que ven a los migrantes como héroes laborales, pero sin legitimidad política; que ven a la gente de los pueblos como patrimonio cultural, pero sin agencia política; que ven a la gente de color y a las mujeres como “iguales”, siempre y cuando no sean incómodas; ven a las resistencias como válidas, pero inviables para construir futuro.

Tal vez te interese:  Para ponerle fin al miedo y la violencia
Tal vez te interese:  Carta a mi vecino de arriba

El nombre del Molino Informativo fue propuesto por Yoloxóchitl Cano y Zenaida Cantú, indígenas na’saavi y me’phaa que relataron cómo en los pueblos, el molino de nixtamal es el espacio donde la gente se pone al día en las noticias. Desde su sitio web y sus redes sociales, el molino informativo pondrá a la comunidad migrante y sus comunidades de origen en la fila de un molino sin fronteras.

El Molino Informativo, un espacio para contar historias

Y es que ya se ha repetido en esta columna que las poblaciones migrantes están llenas de historias. Quienes se van y quienes se quedan, desafían la normalidad que se les quiere imponer y le dicen a sus vecinos y al mundo entero que pueden, que quieren y que merecen más.

Y en ese desafío:

  • Suben montes
  • Cruzan desiertos
  • Trabajan en los sótanos
  • Viven apretados
  • Comiendo poco

Todo esto para luego terminar administrando el negocio y viviendo en su propio cuarto o en su propio apartamento. Eso sí, sin dejar de mandar dinero a la familia.

Las personas migrantes estiran y extienden el concepto de comunidad para ir más allá de la territorialidad y construir un pueblo transfronterizo que empieza en México y termina en Nueva York. Y desarrollan identidades que incluyen la tradición milenaria y las prácticas más vanguardistas. Integran el náhuatl al inglés, la banda de viento a una marcha por la dignidad y la organización barrial para enfrentar una pandemia en Nueva York.

Por esas y muchas razones más, los reporteros y reporteras migrantes del Molino Informativo representan una ventana a un futuro posible, donde aquellos que les ha sido negada la autoridad y la legitimidad acceden y usan las herramientas para hablar y posicionarse con voz propia. Desde el Molino podrán ver los reportajes de Crispín un inmigrante, noticias sobre la lucha de los inmigrantes, ver videos y fotos de la vida cotidiana, leer esta misma columna y hasta anunciar su producto o servicio.

Si quieres enviar una colaboración escribe a [email protected]

¡Bienvenido Molino!