Los migrantes ¿Mexicanos de segunda clase?

Vivir en otro país no resta nacionalismo ni mexicanidad, las autoridades y legisladores tienen que hacer más por los migrantes mexicanos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el INEGI, en 2020 se rompió el récord de envío de remesas de mexicanos que viven en Estados Unidos, lo que representó el 3.8% de PIB nacional con 19 mil 290 millones de dólares enviados.

En los primeros 6 meses de 2021 México recibió 23 mil 681 millones de dólares, superando en 22.4% la cantidad de todo el 2020 y convirtiendo a las remesas el principal ingreso económico del país.

Tal vez te interese:  Jalisco, Michoacán y Guanajuato, los estados que recibieron más remesas en 2020
Tal vez te interese:  Victoria Salazar, migración y racismo en México

Sin embargo, la representación y participación de los migrantes mexicanos que radican en EE.UU. en la vida nacional en México no es proporcional a su aportación a la economía mexicana.

Y para muestra un botón, algunas instituciones como Citibanamex, y lo menciono porque fui testigo del caso personalmente, no aceptan documentos expedidos en los consulados de México en el extranjero como medio de identificación.

Una persona con un pasaporte o una credencial de elector expedida en EE.UU. no puede utilizarla para identificarse y realizar un trámite en una institución bancaria porque no fue expedida en México.

El problema de los migrantes para identificarse

Es una situación inverosímil, ¿por qué un documento expedido por el gobierno de México en el extranjero no tiene valor en México?

La matrícula consular que tramitan los consulados de México en EE.UU. tampoco es aceptada como medio de identificación en territorio nacional. Cubrir el costo de 27 dólares, unos 535 pesos aproximadamente, sólo ayuda en el extranjero.

¿Cuál es la lógica o justificación para permitir que siga sucediendo eso?

¿Qué hacen los legisladores o políticos en México para solucionar esta situación?

Desde hace muchos años los mexicanos inmigrantes que viven en Estados Unidos y visitan México se han visto afectados por esa situación.

¿Son mexicanos de segunda clase, o porque no pueden tener la oportunidad de identificarse con un documento expedido en el extranjero que es donde viven? Porque los dólares que envían en cantidades exorbitantes y que son el principal ingreso de la economía mexicana, esos si valen y si son aceptados.

Invito a los nuevos legisladores que representan a los migrantes mexicanos en el congreso nacional, a que tomen cartas en el asunto y trabajen para que los mexicanos de este lado, sean iguales que los del otro lado de la frontera.