De sur a norte, esto espera los migrantes en las fronteras de México

En la foto de archivo se ve un letrero en la frontera entre Estados Unidos y México que dice en español "todos somos migrantes", en Playas de Tijuana, noroeste de México. | Foto: AFP / Voz de América
No importa en qué frontera se encuentren, los migrantes en México han sido abandonados por las autoridades y el pedir asilo no es opción por los largos e inhumanos tiempos de espera
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Violencia por parte de las autoridades, hacinamiento y atrasos en sus trámites son sólo algunas de las experiencias por las que pasan las personas con procesos migratorios pendientes, no importa si es en la frontera norte o sur de México, tampoco si su petición es en territorio nacional o hacia otro país, los migrantes en territorio nacional enfrentan una grave crisis humanitaria.

Durante su participación en Entre Amigos, programa de Conexión Migrante, especialistas migratorios explicaron cuál es la situación por la que atraviesan los migrantes en México.

La situación de los migrantes en la frontera sur de México

Aunque Tapachula, Chiapas, se ha vuelto el eje de la migración en el sur de México, la ciudad no está preparada para albergar a tantas personas migrantes, expuso Ángeles Mariscal, periodista con 20 años de experiencia en temas de derechos humanos y migración.

De acuerdo con Mariscal, tan sólo en Tapachula hay un aproximado de 40 mil personas migrantes con un trámite pendiente ante el Instituto Nacional de Migración (INM). Desafortunadamente este es un número muy grande para la ciudad; recordemos que Chiapas es un estado con severos rezagos económicos, lo cual impide a los migrantes encontrar posibilidades de desarrollo económico necesario.

Además de la gran cantidad de personas ubicadas en el estado se suma otro inconveniente, el tiempo de espera. Anteriormente, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) tardaba 3 meses en resolver las peticiones de asilo, hoy en día este tiempo aumentó.

De acuerdo con Ángeles Mariscal, existen migrantes esperando una respuesta por parte de las autoridades desde hace un año. Cabe destacar que las leyes prohíben a los migrantes en México acceder a trabajos remunerados, mientras no tengan un permiso de trabajo no pueden trabajar.

Ante esta situación, hay quienes dicen que la Comar está totalmente colapsada, pues es imposible atender las solicitudes que llegan a diario más las acumuladas.

Por su parte, Valeria Berumen, asociada de Información Pública de la Acnur México, explicó que la Comar sólo tiene capacidad para atender a 4 mil o 5 mil personas. Es decir, están totalmente sobrepasados ante la cantidad de migrantes en el estado.

Incluso se prevé que el año cierre en 100 mil peticiones de asilo en México, las cuales surgen por:

  • Recrudecimiento de la violencia
  • Fenómenos naturales
  • La propia pandemia
Tal vez te interese:  Esto pasará con las personas afectadas por el programa Quédate en México

Aunque todo esto aumenta los flujos migratorios en México no ha habido un acercamiento ni diálogo por parte del INM para atender la situación.

Hartazgo originó las caravanas migrantes

Por todo lo anterior, Mariscal critica que los migrantes en México son obligados a permanecer en Tapachula sin brindarles oportunidades de supervivencia, sin apoyo de las autoridades, en ninguno de sus niveles.

Finalmente, ante el hartazgo y la falta de respuesta por parte de las autoridades, los migrantes en Tapachula decidieron organizar una caravana. Sin embargo, elementos del INM y la Guardia Nacional intervinieron de forma violenta para detener su avance.

Tal vez te interese:  Asilo: Estos son los motivos por los que van a rechazar tu petición

La frontera norte no es un mejor lugar

En tanto, Arturo J. Viscarra, gerente de Programas Internacionales de CHIRLA, criticó que el sistema migratorio de Estados Unidos es absurdo y racista.

Cuestionado sobre la posibilidad para un migrante de obtener asilo tras la frontera norte de México y entregarse ante las autoridades estadounidenses, el experto respondió que, desafortunadamente, a EE.UU. no les importa lo que a una persona le haya pasado en sus países.

Viscarra dijo que hay una violencia sistemática contra los migrantes pues:

  1. Los migrantes que cruzan la frontera para pedir asilo necesitan pagar un abogado si desean tener posibilidades de que se apruebe.
  2. Para poder enfrentar su proceso en libertad deben pagar una fianza, si no lo hacen lo harán encarcelado.
  3. Este proceso tarda de 2 a 5 años para resolverse, durante todo este periodo no se tiene un permiso de trabajo.
  4. Si pierdes todas las apelaciones tienes dos opciones, regresar a tu país o vivir como indocumentado con una orden de deportación en tu contra.

Finalmente, Valeria Berumen explicó que el número de migrantes en México parece enorme si no se tiene contexto:

“Hablar de 100 mil personas puede parecer mucho, pero por ejemplo, Siria ha expulsado 11 millones de personas a países con economías más débiles”, declaró.

Berumen dijo que los migrantes en México necesitan buenas garantías, si esto pasa “las familias pueden reintegrarse y comenzar sus vidas”.