6 formas en las que haces mal uso de tus datos personales

Foto: Pixabay
De acuerdo con el INAI, debemos de tener más cuidado con nuestra información personal cuando estemos en redes sociales o descarguemos apps
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Para hablar sobre la protección de los datos personales debemos entender que no basta con cuidar nuestra información de forma física, también debemos tener cuidado con los datos que publicamos en redes sociales o los permisos damos a las aplicaciones para nuestros teléfonos, explicó el INAI.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos (INAI), mientras información personal demos es más fácil ser identificados. Ser descuidados con nuestros datos personales puede dar como resultado situaciones no gratas.

Tal vez te interese:  Conoce qué es el INAI y cómo puede ayudarte
Tal vez te interese:  4 mitos y verdades sobre el acceso a la información pública

Para evitar este tipo de situaciones, el INAI nos dice varias formas en las que hacemos mal uso de nuestros datos personales.

  1. No dar un valor a nuestros datos personales

En el mundo digital es común encontrarse con encuestas, estas dan pequeñas recompensas por dar información personal, pero debemos de tener cuidado con nuestros datos. Mientras más íntima sea la información hay que ser más reservados.

  1. Dar información personal a terceros

Un ejemplo sería al querer trabajar en el extranjero, existen muchas personas que piden información personal.

  1. No distinguir entre los datos generales de los datos íntimos

Nuestro nombre es información general y pública sobre nosotros, no pasa nada si un tercero tiene estos datos; sin embargo, pasa lo opuesto con la información bancaria, estos datos son íntimos y requieren su protección, hay más riesgo si se dan a conocer.

Al respecto, el INAI explicó que entre los datos sensibles se encuentran: datos étnicos, ideología o preferencia política, creencias religiosas, biométricos, etc. Hay datos que requieren más protección, su difusión pone en riesgo a las personas, robo de identidad y hasta identificación.

  1. Dar información a desconocidos por teléfono

Hay veces en las que respondemos por teléfono a desconocidos que preguntan sobre una persona, en este tipo de llamadas es fácil dar información personal.

  1. Autorizar aplicaciones de terceros sin leer las políticas de privacidad

Hay muchas aplicaciones que para utilizarlas solicitan acceder a nuestros datos; es muy común que aceptemos sin revisar los avisos de privacidad y ahí es donde dicen cómo se van a utilizar nuestros datos.

  1. Revelar nuestra información en redes sociales

Aunque tengamos cuidado con la información que revelamos y con nuestros documentos personales, muchas veces hacemos pública información sensible en redes sociales.

Es por ello que el INAI pide a las personas ser más responsables con la información que dejan en redes sociales o páginas web, pues es en esos entornos donde es más fácil convertirse en víctima de robo de información.