Esto pasa si un migrante gana la lotería en Estados Unidos

Para poder cobrar la lotería necesitarás una identificación oficial| Foto: Pixabay
No importa si eres residente permanente, turista o un migrante indocumentado, las leyes te permiten ganar la lotería
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Contrario a lo que se pueda creer, los migrantes, aun aquellos con un estatus irregular, en Estados Unidos sí pueden cobrar los premios de la lotería, sin embargo, es indispensable que  sean mayores de edad y cuenten con documentos que acrediten su identidad.

Por ley, la lotería necesita comprobar que el premio se está entregando a la persona correcta. Además, los ganadores necesitan una cuenta bancaria para poder recibir el premio.

Tal vez te interese:  Por no tener cuenta bancaria, migrante mexicano no puede cobrar premio de Lotería
Tal vez te interese:  El paso a paso para participar en la lotería de visas y migrar a USA

Esto pasa cuando un migrante gana la lotería:

Aunque cada estado se rige con sus propias reglas, todos ellos acatan la ley federal. Cualquier persona puede reclamar el premio siempre y cuando el boleto se haya comprado dentro de los Estados Unidos.

Una vez se declara a un ganador pasa lo siguiente:

  1. Se verifican los números y se valida que el boleto de lotería sea real
  2. Se reclama el premio, este periodo de tiempo puede variar dependiendo del estado
  3. Verificación de la identidad, este puede ser el paso más complicado para los migrantes indocumentados que ganen la lotería, pues necesitan una identificación válida.
  4. Cobro del premio, si se cumplen los requisitos el dinero podría entregarse entre 10 días y 6 semanas. Los premios menores regularmente se pueden cobrar al instante.

Debes tener en cuenta que los no residentes que ganan la lotería pagan entre el 30 y 40% de impuestos, mientras que los residentes pagan entre el 25 y el 35%. Además, se descuentan impuestos federales y estatales.

Por otro lado, en el caso de los turistas, ellos tendrán que pagar impuestos en su país de origen.

Finalmente, todo premio menor a 600 dólares puede reclamarse en el sitio en donde se adquirió el billete, además, esas cantidades están libres de impuestos.