Este es el proceso que atraviesas si te detienen al cruzar la frontera para pedir asilo

Migrantes de Centroamérica cruzan la frontera por el Paso del Norte en Ciudad Juárez para pedir asilo en Estados Unidos. | Foto: Reuters / VOA.
Antes de intentar cruzar la frontera para pedir asilo, toma en cuenta que este es un proceso largo y que la protección no se le da a cualquiera.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Muchos migrantes cruzan la frontera México-Estados Unidos para pedir asilo del lado estadounidense. Sin embargo, en algunos casos, las autoridades los deportan o les niegan esta protección debido a que los migrantes desconocen los requisitos y el proceso para este trámite.

Es por eso que aquí te explicamos de manera muy breve cómo es el proceso que atraviesan los solicitantes de asilo tras poner un pie en la frontera. De esta forma podrás estar preparado en caso de que estés planeando tu viaje a la frontera.

Tal vez te interese:  Asilo: sigue este proceso para entrar o quedarte en USA

1. La detención y la petición de asilo

Cuando un migrante se entrega para pedir asilo, las autoridades inician un proceso de deportación en su contra. No obstante, a algunos les dan derecho a fianza. Si ese es el caso, tienen que ir a firmar con ICE en la fecha que les otorgan cuando los dejan salir.

Sin embargo, hay algunas personas que pueden salir bajo palabra. Casi siempre, estas personas son aquellas que viajan en familia o migrantes que cruzaron la frontera con niños menores de edad.

El resto de personas (los hombres solteros principalmente) van a un proceso de entrevista de miedo creíble. En general, los migrantes suelen pasar entre 4 o 5 semanas en un centro de detención esperando dicha entrevista.

Tal vez te interese:  Asilo en Estados Unidos: ¿Quiénes pueden solicitarlo durante la pandemia?

En ella no basta con decir que vienen de países en estado de crisis como Venezuela o El Salvador. Los migrantes que deseen obtener asilo deberán demostrar que han sido amenazados, abusados, amenazados o torturados en sus países de origen. Esto, por cuestión de raza, religión, opinión política, nacionalidad o por ser miembro de algún grupo en particular.

Los grupos vulnerables reconocidos por los jueces de inmigración son:

  • Víctimas de violencia doméstica
  • Homosexuales
  • Expandilleros
  • Exmilitares
  • Expolicías

2. Los migrantes tienen ciertos beneficios mientras dura el proceso

Si los migrantes pasan la entrevista de miedo creíble, un juez les da la fianza para que puedan seguir su proceso de asilo fuera de un centro de detención. Luego deben tener una audiencia con un juez de inmigración.

La fecha para esta audiencia varía enormemente dependiendo de qué tanto trabajo tengan las cortes. El tiempo de espera puede ser desde los 2 o 3 meses hasta los 2 o 3 años.

Mientras tanto, los solicitantes de asilo no tienen un estatus migratorio: simplemente están en proceso de asilo. No obstante, tienen permiso de permanecer en Estados Unidos.

Además, 6 meses después de haber pedido asilo político pueden calificar para obtener un permiso de trabajo, una licencia de conducir y un Número de Seguro Social.

Todos estos documentos son válidos mientras dura el proceso de asilo. Si los migrantes pierden el caso y apelan, mientras la apelación está en curso también se pueden obtener estos papeles.

Como puedes ver, cruzar la frontera y pedir asilo es un proceso largo y algo complicado. Por eso, te recomendamos solicitar asistencia legal desde antes de salir de tu país para solicitar esta protección.