Tres mexicanos demandan al DHS por negar sus residencias permanentes

Tres mexicanos demandan al DHS por negar sus residencias permanentes
Los tres mexicanos residen en Colorado, Estados Unidos. Pidieron sus residencias permanentes. El DHS se las negó por presencia irregular. | Con información de EFE.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Tres mexicanos residentes de Colorado demandaron al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) porque les rechazaron la solicitud de residencia permanente que hicieron los migrantes.

Los esposos Norma Cisneros Zavala y Álvaro Pérez González, y María Salazar Manzo presentaron la demanda en el Tribunal de Distrito de Colorado. Todos tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses.

Tal vez te interese:  Colorado penaliza extorsión y amenazas a migrantes indocumentados
Tal vez te interese:  Así funciona el castigo de 3 y 10 años por presencia irregular

Dicha demanda se dio después de que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) declaró las solicitudes de los migrantes como inadmisibles.

USCIS argumentó que los indocumentados no cumplían con el castigo de 10 años establecido por la Ley de Inmigración, la cual penaliza a los migrantes que ingresan ilegalmente o se quedan más tiempo del que permitido de sus visas.

Cabe destacar que los tres mexicanos han vivido de forma indocumentada en Estados Unidos durante más de un año. Y después salieron del país. Por ejemplo, Cisneros y Pérez dejaron Estados Unidos en 2008. Mientras que Salazar volvió a México en 1999.

Bajo la Ley de Inmigración, las salidas de los mexicanos activaron la prohibición de 10 años. Así lo explicó Luis Cortés, abogado de inmigración, a EFE.

No obstante, cada uno de los migrantes pidió y obtuvo una visa de visitante. Esto les permitió ingresar a Estados Unidos antes de que terminara el periodo de espera de 10 años de castigo.

Al igual que Salazar, los esposos presentaron sus solicitudes para ajustar su estatus en 2019. Sin embargo, un año después USCIS dijo que el castigo de 10 años que deberían cumplir los migrantes se detuvo cuando volvieron a Estados Unidos. Por lo cual no eran elegibles para la residencia permanente.

Con información de EFE.