Trump amenaza con volver; competirá de nuevo por la Casa Blanca

Donald Trump VOA Reuters
El Partido Republicano espera que Trump regrese para las elecciones del 2024, luego de su abandono a la candidata Liz Chaney , la cual a pesar de ser republicana no está de acuerdo con la retórica del expresidente, ni con las aseveraciones que hace sobre el "fraude electoral". Con información de The Hills
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Como si la pandemia no nos trajera demasiadas sorpresas, este 2021 nos impacta con la noticia siguiente. Donald Trump se está preparando para una nueva candidatura a la Casa Blanca.

Esta aseveración es un claro “sin miedo al éxito”. De hecho, Trump se ha mostrado muy activo y ha impulsado mucho a los aliados del Partido Republicano, después de perder las elecciones presidenciales.

Se espera que Trump llegue pronto a la carrera presidencial reanudando sus mítines de firmas, lo que lo pondría más en el ojo público. Asimismo, el expresidente se prepara para su primera recaudación de fondos para su nuevo super PAC.

Con anterioridad el Partido Republicano expulsó de su equipo de liderazgo a Liz Cheney por no estar de acuerdo con Trump. A pesar de que compartía parte de los ideales republicanos.

Al mismo tiempo, la representante cuestionó las afirmaciones de Trump, las cuáles denunciaban que había perdido la presidencia por un posible fraude electoral. Curiosamente, esto último sucede cuando el poder del exmandatario dentro del Partido Republicano ha crecido y es cada vez mayor.

“Creo que se siente bien. Creo que se siente reivindicado”, comentó un aliado de Trump, quien señaló que los acontecimientos recientes abren paso a que Trump esté de vuelta en el juego dispuesto a pelear por la Casa Blanca.

Cabe destacar que, el abandono a la candidata Cheney es sólo una pequeña muestra del gran peso que tiene la figura de Donald Trump para los republicanos.

“Eso es un reflejo de dónde está la membresía y, en última instancia, dónde están los votantes. La conferencia republicana es un reflejo bastante preciso de dónde está la base republicana”, señaló el estratega republicano Doug Heye, quien ha hecho criticas a Trump con anterioridad.

Heye calificó al Partido Republicano llamándolo “el partido de Trump, con algunas divisiones”. Una fuerte declaración.

El Partido Republicano se prepara para un contraataque político

Desde que Trump dejó la Casa Blanca ha pasado la mayor parte del tiempo en su club de Mar-a-Lago en Florida. Este lugar es visitado con regularidad por los republicanos para reunirse con el exmandatario. Aunque hace poco él se trasladó a su club Bedminster en Nueva Jersey.

El expresidente se ha mantenido alejado de la farándula política. Si a esto le sumamos que no cuenta con sus redes sociales abiertas para hablar con sus partidarios, es difícil imaginarse lo que tiene planeado él y su partido.

Hasta hace poco, la única actividad que se tiene del expresidente es que ha hecho declaraciones por correo electrónico en su blog, acción que se ha vuelto frecuente estos meses.

Por otro lado, un asesor informó que el expresidente ha estado mirando los mítines en junio y julio. A pesar de que los medios no han informado nada oficial. Sólo The New York Post indicó que se esperaban que dos eventos importantes tuvieran lugar; uno en junio y otro en julio.

Además, Trump estará presente en la convención del Partido Republicano de Carolina del Norte el 5 de junio. No parece coincidencia que el próximo año, este estado tendrá elecciones para el Senado.

Tal vez te interese:  México reporta 694 mil 121 casos y 73 mil 258 muertes por Covid-19

Tras estos hechos, se espera que Trump se lance por el poder de la Casa Blanca en 2024. Por esta razón muchos aspirantes a candidatos del Partido Republicano no se han propuesto, ni han pretendido realizar una candidatura.

“La respuesta es que estoy absolutamente entusiasmado. Espero hacer un anuncio en el momento adecuado”, comentó Trump a inicios de mayo a Candace Owens.

Cuando se le preguntó si se lanzaría para una candidatura para el 2024 respondió:

“Como sabes, es muy temprano. Pero creo que la gente va a estar muy, muy feliz cuando haga cierto anuncio”.

Trump señala que las elecciones presidenciales del 2020 son fraudulentas

Trump calificó las elecciones de 2020 como fraudulentas. También criticó fuertemente al ex vicepresidente Pence y líder de la minoría del Senado Mitch McConnell por no intervenir para rechazar la victoria electoral de Biden.

“Trump va a buscar cada vez más oportunidades para afirmarse en el Senado ahora que ha asegurado su control sobre los republicanos de la Cámara de Representantes”, dijo Dan Eberhart, un recaudador de fondos del Partido Republicano que criticó la retórica de Trump después de las elecciones de 2020.

“Eso significa desafiar a McConnell en temas de política como la inmigración y el clima y perseguir a cualquier titular que sienta que no es suficientemente leal a él”, dijo Eberhart.

“Eso hará extremadamente difícil para los republicanos navegar por el Senado y negociar con los demócratas. Trump tiene un cuerno de toro que puede usar para movilizar a una legión de votantes enojados que asediarán oficinas del Senado con llamadas telefónicas y correos electrónicos”.

Debido a todo este contexto político, se espera que una gran cantidad de republicanos ganen las candidaturas de la Cámara de Representantes, si esto ocurriera recuperarían la mayoría en el Senado luego de los exámenes parciales.

No obstante, aunque el Partido podría recuperar ambas cámaras, colocar todo el poder e influencia en una figura como la de Trump, podría resultar un arma de doble filo.

“Los republicanos van a querer que Biden y su agenda sean de lo que se trata la elección, pero cuanto más se mencioné a Donald Trump… esto significará que incluso con la atención cada vez menor que recibe un ex presidente de que Trump menos atención recibirá su agenda y será un problema en las elecciones”, dijo Heye, un ex director de comunicaciones del Comité Nacional Republicano. “Para esos escaños cercanos, eso no es de lo que los republicanos quieren estar hablando”.

Un agente demócrata señaló a los exámenes intermedios de 2018 como prueba de que tener más presencia trumpiana no es precisamente algo positivo para los republicanos.

Por aquel entonces la popularidad de Trump era mucha y se celebraban mítines cada día. Mientras tanto, los republicanos mantuvieron la mayoría en el Senado al conseguir muchos puestos dentro de él. De esta manera, irónicamente, los demócratas fácilmente cambiaron el control de la Cámara de Representantes.

“Trump mantiene comprometidos a sus votantes de base, pero también mantiene a nuestros votantes comprometidos”, dijo el demócrata.

Votantes republicanos no apoyan legalización de indocumentados