Carolina del Norte: exigen aprobación de licencias de conducir para indocumentados

David Fraccaro, director ejecutivo de FaithAction International House, durante una conferencia de prensa para exigir que haya licencias de conducir para indocumentados en Carolina del Norte. | Foto: Enlace Latino NC.
Los habitantes de Carolina del Norte pueden llamar a sus oficiales electos y presionar para que se apruebe este proyecto de ley. Texto de Enlace Latino NC.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Líderes sociales, religiosos y políticos, y hasta funcionarios de las fuerzas del orden de Carolina del Norte hicieron un llamado para que se apruebe un proyecto de ley que otorgaría licencias de conducir a migrantes indocumentados.

La Asamblea General de Carolina del Norte se encuentra a sólo días del plazo legislativo conocido como “crossover” o “cruce” legislativo. Este cruce se realizará el 13 de mayo.

Es por eso que, en una conferencia de prensa, varios líderes motivaron a la ciudadanía a manifestarse. Las personas pueden llamar o escribir a sus oficiales electos en la legislatura. De esta forma, podrán presionar para aprobar la propuesta conocida como HB 311.

Tal vez te interese:  Presentan ley para dar licencias de conducir a migrantes en Carolina del Norte

¿En qué consiste la propuesta de Carolina del Norte?

Los representantes Pricey Harrison (de Guilford) y Ricky Hurtado (de Alamance) presentaron el proyecto de ley HB 311, “Safer Roads and Communities Act of 2021” el 16 de marzo.

La propuesta se encuentra en el Comité de Reglas y Operaciones de la Cámara de Representantes. Con ella se beneficiaría, de forma directa o indirecta, a los más de 300 mil residentes indocumentados de Carolina del Norte.

La propuesta HB 311 es una iniciativa muy similar a la SB 180. Esta última fue presentada por senadores demócratas y también se encuentra en el Comité de Reglas y Operaciones del Senado.

En este sentido, si la ley HB 311 se aprueba, los requisitos para obtener estas licencias de conducir serían los siguientes.

Requisitos para las licencias de conducir

  1. Proporcionar un número de identificación fiscal válido, pasaporte vigente, un documento de identificación consular válido o una tarjeta de identificación comunitaria emitida por FaithAction International House.
  2. Completar un curso de capacitación.
  3. Demostrar una residencia de, al menos, un año en Carolina del Norte.
  4. Cumplir con uno de los siguientes puntos:
  • Demostrar que pagó sus impuestos anuales en los 12 meses anteriores.
  • Demostrar que sus ingresos brutos en los 12 meses anteriores al momento de aplicar no excedieron la cantidad de deducción estándar provista.
  • Las personas que no están obligadas a presentar una declaración de impuestos deben de comprobar que están exentas de hacerlo.
  • Si no trabaja, el solicitante debe haber sido reclamado en la declaración de impuestos como dependiente en los últimos 12 meses.

5. Cumplir con todos los demás requisitos para una licencia de conducir, incluida la “prueba de responsabilidad financiera”.

Este tipo de licencias de conducir son restringidas. Por ello, vencen en el cumpleaños del titular de la licencia después del segundo año de su emisión. Además, las licencias renovadas vencen dos años después de la renovación.

El costo de emisión o renovación para estas licencias de conducir restringidas sería de $53.

Tal vez te interese:  Senado de Carolina del Norte aprueba ley para que autoridades colaboren con ICE

Los datos de las licencias estarán protegidos

Cualquier información proporcionada por un solicitante de una licencia de conducir restringida no puede ser una base para:

  • Una investigación criminal.
  • Un arresto.
  • Una detención en circunstancias en las que una persona que posea alguna otra forma de identificación no sea investigada, arrestada o detenida penalmente.

Sin embargo, la División de Vehículos Motorizados de Carolina del Norte (DMV, por sus siglas en inglés) podrá cancelar la licencia si determina que el titular ya no está autorizado por la ley federal para permanecer en Estados Unidos.

El DMV debe garantizar el acceso a las licencias para todos

Si estas propuestas se aprueban, el DMV de Carolina del Norte deberá proporcionar una copia de cualquier solicitud, formulario o examen requerido para obtener la licencia para conducir en el idioma nativo del solicitante.

Para ello, deberá contratar a una agencia sin fines de lucro o comunitaria para:

  • Establecer y llevar a cabo un curso de capacitación de al menos una hora de duración para solicitantes de licencias de conducir restringidas.
  • Brindar una descripción general de los sistemas sociales y los recursos disponibles para los residentes.
  • Ofrecer una descripción general de las leyes aplicables.

Movimiento por la dignidad de los migrantes en Carolina del Norte

David Fraccaro, director ejecutivo de FaithAction International House, es uno de los líderes sociales que trabajó junto con el bloque de representantes demócratas para introducir esta iniciativa de ley.

“El HB311 trata sobre los derechos humanos básicos y la dignidad de nuestros vecinos inmigrantes para conducir de manera segura y vivir en paz”, señaló Fraccaro en conferencia de prensa junto a líderes sociales, políticos y religiosos. 

Por su parte, Nancy Vaughn, alcaldesa de Greensboro, recordó que muchos residentes de Carolina del Norte se beneficiaron en el pasado de iniciativas similares. Esto, ya sea mediante licencias de conducir o identificaciones especiales otorgadas por el estado.

Sin embargo, la Asamblea General eliminó muchos de esos beneficios. A pesar de esto, Vaughn recuerda la importancia de este tipo de documentación.

“Es muy importante que las personas tengan una identificación. Es una necesidad básica, algo que todos damos por sentado, pero es algo a lo que mucha gente de nuestra comunidad no tiene acceso”, declaró al respecto.

La importancia de generar comunidades inclusivas y seguras

Mike Ratea-Depuity, jefe del departamento de Policía de Greensboro, dijo que la misión de las fuerzas del orden es garantizar la seguridad en las comunidades para todas las personas.

El funcionario señaló la importancia de generar comunidades inclusivas. Dichas comunidades trabajan y se preocupan por la integración y el desarrollo de la población migrante indocumentada. Como consecuencia son más seguras, ya que las personas viven sin temor.

“Si las personas no nos contactan cuando tienen problemas, si son víctimas, no podemos protegerlas. No podemos mantenerlos a salvo”, puntualizó.

¿Cómo trabajar con la comunidad indocumentada y mejorar la seguridad en los barrios? Para el oficial Ratea-Depuity la fórmula es simple: inclusión.

“Hacerlos sentirse orgullosos de ser parte de nuestra comunidad. Esto hará que nuestra comunidad sea más segura”, concluyó el funcionario.

Enlace Latino NC.