20 de abril de 2024
DOLAR: $17.06
Search
Close this search box.
20 de abril de 2024 | Dolar:$17.06

Por qué una reforma migratoria beneficiaría más a USA que a familias de migrantes mexicanos

Los trabajadores esenciales serían algunos de los más beneficiados con la reforma migratoria. | Foto: Especial.
Una reforma migratoria equivale a mejor paga y remesas más elevadas, pero... ¿cómo beneficiará esto a la economía de las familias en México?

Si se aprueba la reforma migratoria de Joe Biden, millones de indocumentados ganarían más dinero. Como consecuencia, sus familias en el extranjero recibirían más remesas pero… ¿su economía mejoraría tanto como la de Estados Unidos? La realidad es que, en este debate, USA sigue siendo el gran ganador.

Así lo explicó Raúl Hinojosa-Ojeda, profesor de la Universidad de California, durante el Foro Binacional Migrante e Indígena celebrado este 10 de abril.

De acuerdo con Raúl Hinojosa, una reforma migratoria haría que la economía de USA creciera hasta $2.5 trillones de dólares en 10 años. “Esto es casi el tamaño de la economía mexicana”, explicó.

Esto se debe a que el 79% de los trabajadores esenciales en la Unión Americana son migrantes indocumentados. Su importancia para la economía estadounidense es tal que, si el gobierno deportara a todos ellos, USA enfrentaría la depresión más grande en su historia.

Si se aprueba la reforma migratoria y les dan papeles a estos trabajadores ellos ganarían más dinero. Esto se traduce en una mayor capacidad para comprar bienes y también en más pagos de impuestos.

“Es un efecto multiplicador. Es la economía de México creciendo dentro de Estados Unidos”, explicó Hinojosa.

Por otro lado, parte de este dinero se iría a México en forma de remesas (es decir: en forma de envío de dinero). En 10 años, estas remesas alcanzarían el trillón de dólares. Pero esto no se traduciría en ganancias como en el caso de USA.

Remesas millonarias no equivalen a desarrollo económico

A pesar de que las remesas podrían alcanzar trillones con una reforma migratoria, más de $150 mil millones de dólares de ese envío de dinero se quedará en manos de las empresas que facilitan estas transacciones.

Además, a esto se suma el hecho de que las familias de los migrantes en México invierten su dinero únicamente en propiedades o en adquirir bienes con empresas extranjeras (muchas de ellas estadounidenses).

“Esto es otra forma de explotación. No se ha creado un mecanismo de ahorro ni de inversión con este dinero”, declaró Raúl Hinojosa.

Por este motivo, aunque las remesas aumentaran no habría un efecto multiplicador en la economía de México. Pero esto no es culpa de las familias de los migrantes o de los migrantes mismos.

Tal vez te interese:  Fallece a los 64 años Jorge Vergara, presidente de Omnilife Chivas

Parte del problema, explicó Hinojosa, es que miles de comunidades mexicanas no tienen bancos o instituciones que les permitan cobrar remesas sin generar gastos extra o invertir de manera colectiva.

“Pero los gobernantes no piensan en esto, ni en México ni en Estados Unidos. Tienen que educar al presidente Joe Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris al respecto”, agregó el profesor de la UCLA.

¿Cómo solucionar esto y ayudar a la economía mexicana?

Raúl Hinojosa explicó que una de las soluciones a este problema sería fomentar la inclusión financiera de los migrantes tanto en USA como en México.

Una de las acciones para lograrlo podría ser dar cuentas bancarias gratis a los migrantes mexicanos. De esta forma se recortarían los gastos masivos en la bancarización de estas personas.

Por otro lado, podrían crearse diferentes mecanismos para que las remesas se envíen de manera gratuita. Además, cada población debería tener su propio banco para recibir estos dólares.

Al mismo tiempo, estos bancos podrían implementar mecanismos de ahorro para que las personas puedan hacer inversiones locales que produzcan más ganancias al interior de las comunidades. Y, en USA, los migrantes podrían ser socios de estas instituciones.

Esto ayudaría a crecer a la economía mexicana, pero también ayudaría a frenar la migración de raíz. Con una economía nacional más o menos sólida e independiente, la gente no tendría la necesidad de salir en busca de un mejor futuro.

Notas relacionadas