Inmigrantes protestan frente a la casa de Kamala Harris; piden reforma migratoria

La vicepresidenta Kamala Harris hablando en Jacksonville, Florida, el 22 de marzo de 2021. | Foto: Reuters / VOA.
Los manifestantes pidieron a Kamala Harris terminar con la separación de familias y reconocer el valor de los trabajadores indocumentados. Con información de EFE.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este miércoles, un grupo de 50 inmigrantes se reunió frente a la casa de Kamala Harris en Washington. Desde ahí, pidieron a la vicepresidenta que interceda por los derechos de los migrantes indocumentados y de quienes buscan llegar a Estados Unidos.

Tal vez te interese:  Ciudadanía, asilo y visas de trabajo: las 12 prioridades de la reforma migratoria de Biden

En esta manifestación había, incluso, padres cargando a sus hijos pequeños. Estas personas se manifestaron en contra de las deportaciones y de las detenciones de migrantes menores de edad.

Con el grito de “Kamala, escucha, estamos en la lucha”, los manifestantes también pidieron a Harris que se cumpla la promesa de una reforma migratoria. Así podrían acceder a un estatus migratorio regular y se reconocería el valor de los trabajadores indocumentados.

Migrantes claman por una verdadera reforma migratoria

Una de las manifestantes, Verónica Gasca, hizo estas peticiones a la vicepresidenta:

“Por favor, pare las deportaciones, dé algún permiso de trabajo, una ciudadanía, algo. Nosotros estamos en este país y yo creo que no le hacemos daño a nadie, sino que venimos a trabajar y a salir adelante por nuestros hijos”.

Tal vez te interese:  Ciudadanía para trabajadores esenciales, la otra reforma migratoria

Verónica Gasca es una migrante mexicana de 28 años que llegó a USA cuando era una niña de sólo 11 años de edad. Ella migró únicamente para reunirse con su padre. Sin embargo, cuando llegó a su destino, descubrió que las autoridades lo habían deportado.

Gasca no ha visto a su papá desde hace 15 años. Por otro lado, está consciente de que a ella también la pueden deportar en cualquier momento sin importar que tenga dos hijas estadounidenses.

Es por eso que esta migrante pide a Biden cumplir su promesa e instaurar una reforma migratoria. También pide al gobierno que permita que los niños migrantes detenidos se reúnan con sus familias.

Nelson Vega, un migrante nicaragüense de 33 años, también se manifestó frente a la casa de Kamala Harris. Hace un mes, él logró entrar a USA después de estar un año y medio en la frontera con México.

Vega forma parte de los miles de solicitantes de asilo afectados por el programa “Quédate en México”.

“No soy el único, sé que este es un proceso duro, mucha gente está sufriendo como sufrí yo en México”, aseguró.

Por ello, como parte de una reforma migratoria, él pide que el gobierno de Joe Biden y Kamala Harris permita a los solicitantes de asilo llevar sus casos dentro de Estados Unidos.

Con información de EFE.