USA enviará a mil menores migrantes al Centro de convenciones de Long Beach

Los menores migrantes se quedarían en Long Beach hasta que las autoridades consigan enviarlos con miembros de su familia o con patrocinadores. | Foto: Reuters / Voz de América
El acalde de Long Beach dijo que la ciudad tiene un historial de acoger a refugiados y que ayudar a los menores migrantes es un acto de compasión y humanidad | Con información de La Opinión
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

A partir de esta semana, el Centro de Convenciones de Long Beach recibirá a menores migrantes no acompañados, informó el alcalde de la ciudad, Robert García, en una entrevista.

Adicionalmente, las autoridades federales pidieron empezar a usar Camp Roberts, una base de la Guardia Nacional, ubicada en California, para recibir a los menores migrantes.

Tal vez te interese:  USA permite a la prensa visitar albergues para menores migrantes en Texas
Tal vez te interese:  Menores migrantes no acompañados están hacinados y sin acceso a duchas

En tanto, las instalaciones de Long Beach miden aproximadamente 400 mil pies cuadrados y podrían albergar a mil menores migrantes al mismo tiempo. Por otro lado, el contrato de la ciudad de Long Beach con el Departamento de Salud y Servicios Humanos federal (HHS), que supervisa la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, duraría de 90 a 120 días, es decir hasta el 2 de agosto.

Estos niños se quedarían en el lugar hasta que las autoridades consigan enviarlos con miembros de su familia o con patrocinadores.

Por otro lado, García dijo que la ciudad de Long Beach tiene un historial de acoger a refugiados. El alcalde agregó que se trata de una situación de compasión y bondad y que como migrante sabe lo importante que es ayudar a los niños.

¿Qué atenciones recibirán los menores migrantes?

Mientras se encuentren en el centro de convenciones, los menores migrantes tendrán tres comidas al día, evaluaciones médicas, oportunidades recreativas y servicios educativos.

Junto a Long Beach, los centros de convenciones de Dallas y San Diego también se han convertido en albergues de emergencia para los menores no acompañados que estaban en las abarrotadas instalaciones de la Patrulla Fronteriza.

En febrero, las autoridades fronterizas encontraron más de 9 mil menores no acompañados. Esta es la cifra más alta en un único mes desde mayo de 2019, cuando más de 11 mil llegaron a la frontera.