ICE maltrató a migrantes detenidos en Arizona, revela investigación

Los centros de detención de inmigrantes siempre han estado rodeados de polémica. | Foto: AP / Voz de América
Una investigación en el centro de detención en Arizona reveló que los migrantes detenidos vivían en un ambiente de maltrato y abuso verbal
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Una investigación realizada por la Oficina del Inspector General (OIG) reveló que los migrantes detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y alojados en un centro de detención en Arizona fueron víctima de maltrato generalizado durante 2020, informó CBS News.

De acuerdo con la CBS, los abusos contra los migrantes fueron cometidos en el Centro Correccional de La Palma en Eloy, Arizona.

Tal vez te interese:  ¿Firmaste tu salida voluntaria pero te quedaste en USA? Evita que te deporten con estos consejos
Tal vez te interese:  ¿Cuántas opciones tengo para cancelar una deportación en USA?

Algunos de los abusos registrados contra los migrantes iban desde atención médica inadecuada hasta el castigo excesivo por protestar pacíficamente. Las protestas eran por los pocos esfuerzos para prevenir el contagio del coronavirus Covid-19.

De acuerdo con la oficina del Departamento de Seguridad Nacional, las violaciones pusieron en peligro “la salud, la seguridad y los derechos” de los migrantes.

Según un informe publicado el jueves, citando a casi mil 300 quejas de migrantes detenidos en el centro de detención, la OIG dijo que los detenidos representaban “un ambiente de maltrato y abuso verbal”.

Los migrantes detenidos en fueron reprimidos protestar

En tanto, la OGI detalló que los migrantes detenidos realizaron protestas pacíficas en abril de 2020 porque estaban preocupados por su salud. Pues el personal de la prisión les proporcionó el equipo de protección necesario para frenar la propagación del coronavirus.

El personal del centro de detención utilizó gas pimienta para sofocar una de las protestas del 13 de abril, según el informe del jueves y las imágenes de vigilancia.

Las autoridades castigaron a los migrantes que participaron en las protestas “con largas estancias en segregación”. Según los inspectores, las autoridades les negaron el acceso a ropa de cama y ropa limpias, materiales legales, el economato, cortes de pelo y recreación, servicios requeridos para todos los detenidos.

Además del presunto abuso físico, el informe encontró que el personal de la instalación degradó y abusó verbalmente de los detenidos.

Por otro lado, la falta de medidas implementadas por el personal de la instalación pudo haber contribuido al brote generalizado de Covid-19 en la instalación.