EEUU reabrirá casos de solicitantes de asilo devueltos a México

EEUU reabrirá casos de solicitantes de asilo devueltos a México
Los solicitantes de asilo elegibles solo podrán ingresar a través de los puertos de entrada designados en horarios designados. | Con información de EFE y AP.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

A partir del 19 de febrero, se reabrirán los casos de los solicitantes de asilo devueltos a México por un programa del expresidente Donald Trump que obligaba a las personas a permanecer en ese país a la espera de sus citas en cortes de inmigración estadounidenses.

Tal vez te interese:  Joe Biden suspende el programa Quédate en México

Así lo dio a conocer este viernes el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el cual está a cargo de la migración y protección de las fronteras en Estados Unidos.

“A partir del 19 de febrero el DHS va a comenzar la fase uno de un programa para restaurar el procesamiento seguro y ordenado en la frontera”, anunció el DHS.

El DHS estima que unas 25 mil personas tienen caso activos bajo los Protocolos de Protección al Migrante (MPP), el programa establecido por Trump. También es conocido como “Quédate en México”.

El objetivo del programa “Quédate en México” era frenar la entrada de migrantes irregulares en Estados Unidos obligándoles a aguardar en el país vecino hasta que aprobaran su solicitud de residencia.

Cabe destacar que la decisión anunciada por el gobierno de Joe Biden no incluye a los nuevos solicitantes de asilo. Tampoco a quienes hayan devuelto a México sin ser parte del plan que Donald Trump puso en marcha en enero de 2019.

“El gobierno de Estados Unidos está comprometido con la reconstrucción de un sistema de inmigración seguro, ordenado y humano. Las personas que no son elegibles en esta fase inicial deben esperar más instrucciones y no viajar a la frontera”, indicó Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional.

Registro virtual para solicitantes de asilo

Para atender a estos migrantes, el DHS anunciará un proceso de registro virtual para permitir proporcionar de vuelta a los inscritos información sobre dónde y cuándo presentarse.

“Las personas no deben acercarse a la frontera hasta que les indique que lo hagan”, según el comunicado.

Una vez que se cuente con la información requerida, a los migrantes se les harán pruebas Covid-19. Después los van a trasladar a los puertos de entrada para que los procesen rápido.

Asimismo, los funcionarios esperan que se puedan procesar a 300 individuos por día. De igual forma, declinaron confirmar en qué puertos de entrada con México arrancará el proceso. Sin embargo, los medios locales dijeron que se reanudará la atención en al menos tres puntos, incluido uno en el Valle del Río Grande, Texas.

Con información de EFE y AP.