Patrulla Fronteriza lanza redada contra centro de ayuda humanitaria en el desierto

Con estas redadas, la Patrulla Fronteriza violó un acuerdo entre la CBP y la organización No Más Muertes. | Foto: @CBP.
La Patrulla Fronteriza entró a un centro de ayuda de No Más Muertes y arrestó a migrantes que estaban recibiendo primeros auxilios. | Con información de Immigration Impact.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El pasado 5 de octubre, agentes de la Patrulla Fronteriza realizaron una redada en una estación de ayuda humanitaria del desierto de Arizona. En esta redada también participó la Unidad Táctica de la CBP (BORTAC, por sus siglas en inglés). Esta unidad es considerada como el brazo paramilitar de las autoridades aduaneras.

Estos agentes irrumpieron en el campamento conocido como Byrd Camp. Desde hace más de una década, el grupo No Más Muertes opera dicho campamento para ofrecer ayuda a quienes intentan llegar a EEUU cruzando el desierto.

El 5 de octubre, la Patrulla Fronteriza llegó a Byrd Camp con rifles de asalto, un vehículo blindado, vehículos todo terreno, un helicóptero y varios autos sin identificación de la CBP. Tres meses antes, en julio, el mismo centro de ayuda ya había recibido otra redada de igual magnitud. En esa ocasión, las autoridades aseguraron que contaban con órdenes de arresto. Sin embargo, no quiso mostrarlas al entrar a la estación.

En ambos casos, la Patrulla Fronteriza detuvo a migrantes que estaban recibiendo primeros auxilios y atención médica. También retuvieron a los voluntarios que se encontraban en el campamento y les impidieron documentar lo que estaba pasando.

Los abogados de No Más Muertes ya están actuando en contra de estos operativos.  El 14 de octubre presentaron una solicitud de la Ley de Libertad de Información (FOIA). En ella, piden que las autoridades les den acceso a fotografías, videos, comunicados de la agencia y órdenes de registro que autorizaron las redadas.

Tal vez te interese:  La CBP quiere destruir los registros de abusos cometidos por sus agentes

La CBP viola acuerdo con No Más Muertes

La organización No Más Muertes considera que los operativos de la Patrulla Fronteriza son una represalia por haber expuesto las atrocidades de la CBP.

En 2017, Byrd Camp ya había sufrido otra redada. Ese año, una líder de la Patrulla Fronteriza envió un correo electrónico a la CBP para insistirle en que tomara medidas enérgicas contra No Más Muertes. Horas después, el campamento de ayuda se encontraba rodeado de agentes.

El grupo de ayuda tuvo acceso a ese correo electrónico por medio de FOIA y lo hizo público. Por ello, sospecha que las redadas de este año son una “venganza” por parte de la agencia aduanal. Además, estas redadas rompen un acuerdo entre No Más Muertes y el sector de Tucson de la CBP. Según este acuerdo, la Patrulla Fronteriza no interferiría en el trabajo del grupo de ayuda humanitaria, cuyo campamento está en propiedad privada.

Una de las cosas más preocupantes para los voluntarios de Byrd Camp es que la Patrulla Fronteriza está realizando sus operativos en medio de una de las temporadas más difíciles. El calor, el asedio de los agentes y las irrupciones en el centro de ayuda están dificultando el auxilio a los migrantes.

Con información de Immigration Impact.