¿Qué debemos saber sobre los huracanes y cómo prepararnos para la temporada?

Ya se acerca la temporada de huracanes. Foto: VOA, AFP
Recuerda que ya se acerca la temporada de huracanes. Infórmate sobre qué son estos fenómenos meteorológicos y cómo puedes prepararte frente a ellos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Oficialmente, la temporada de huracanes en el Atlántico comienza el 1 de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre. Sin embargo, han ocurrido huracanes fuera de estos seis meses. Esto se debe a que los especialistas establecieron dicho periodo para abarcar más del 97% de la actividad ciclónica tropical.

Por ello, es común que haya huracanes antes o después de estas fechas, según explica la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

Cada temporada de huracanes trae las mismas incógnitas y la preocupación acerca de qué hacer y cómo mitigar el impacto de este evento meteorológico.

Y es que, muchas veces, estos eventos naturales son destructivos. Cambian la vida cotidiana de las personas, deterioran las infraestructuras de los países por donde pasan y alteran las rutinas de millones de personas de la región.

Por ello, es importante estar preparado. Voz de América responde algunas de las principales interrogantes que surgen durante esta temporada.

Tal vez te interese:  Huracán Isaías tocará las Bahamas y pasará cerca de Florida el fin de semana

¿Qué es un huracán?

La NASA define los huracanes o ciclones tropicales como “las tormentas más grandes y violentas de la Tierra”.

Muchos llaman a estas tormentas con distintos nombres como “tifones” o “ciclones”. El término científico para todas estas tormentas es “ciclón tropical“.

Sólo los ciclones tropicales que se forman sobre el Océano Atlántico y el Océano Pacífico oriental se denominan “huracanes”.

El combustible para que estas tormentas ganen en intensidad es el aire cálido y húmedo. Es por eso que sólo se forman sobre océanos de agua templada, cerca del ecuador.

¿Cómo se forman los huracanes?

Primero se genera acumulación de tormentas eléctricas. Luego, estas tormentas se desplazan sobre aguas oceánicas cálidas.

El aire cálido de la tormenta y de la superficie oceánica se combinan y comienzan a elevarse. Esto genera baja presión en la superficie del océano.

Los vientos que circulan en direcciones opuestas hacen que la tormenta comience a girar. Mientras tanto, la elevación del aire cálido hace que la presión disminuya a mayor altitud.

El aire se eleva cada vez más rápido para llenar este espacio de baja presión. A su vez, esto atrae más aire cálido de la superficie del mar y absorbe aire más frío y seco hacia abajo.

Cuando el sistema de la tormenta gira cada vez más y a mayor velocidad, se forma un ojo en el centro. Ahí, la presión de aire es muy baja.

Para ser considerados ciclones tropicales, los huracanes deben superar vientos de velocidades sostenidas de al menos 119 kilómetros por hora.

¿Cómo se nombran?

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) es quien denomina estos fenómenos meteorológicos.

Los huracanes se bautizan con nombres de personas para mejor identificación y para recordarlos más fácilmente.

Estos nombres también permiten una mejor comunicación acerca de los sucesos o efectos de los huracanes. Hacen que su evolución y proceso sean más comprensibles para todos.

Según National Geographic, “la lista del Atlántico cuenta con una relación anual de 21 nombres masculinos y femeninos que van alternándose. Cada año la lista cambia, y cada 6 años se completa un ciclo. En la cuenca del Pacífico, el procedimiento es idéntico, aunque la lista tiene 24 nombres”.

Las listas son creadas cada año por la OMM. Éstas incluyen un nombre por cada letra del alfabeto, a excepción de la Q, U, X, Y y Z. Además, en ellas se van alternando los nombres masculinos y femeninos.

Sin embargo, cuando una tormenta causa daños catastróficos, se puede acudir a la organización para pedir el retiro del nombre de la lista.

Antiguamente, en la Edad Media, las tormentas recibían nombres de los santos según el día en el que tenían lugar.

En 1953, en EEUU se empezaron a usar los nombres de mujeres, pero en la década de 1970 se incluyeron los nombres masculinos

Según un estudio publicado en la revista Proceedings of Natural Academy of Science, los huracanes con nombres de mujeres han resultado ser más catastróficos.

¿Cuáles son sus categorías y qué daños producen?

La escala de huracanes de Saffir-Simpson clasifica los ciclones tropicales en 5 categorías según la intensidad del viento:

Categoría 1 (entre 119 km por hora y 153 km/h):  vientos peligrosos que causan daños menores.

Categoría 2 (entre 154 km/h y 177 km/h): vientos extremadamente peligrosos que causan daños extensos, en techos y árboles.

Categoría 3 (entre 178 km/h y 209 km/h): genera daños devastadores, como afectaciones en casas e inundaciones severas.

Categoría 4 (entre 210 km/h y 249 km/h): genera daños catastróficos, destrucción de tejados y en estructuras importantes en hogares.

Categoría 5 (más de 250 km/h): afectaciones catastróficas, daños en edificios e inundaciones importantes.

¿Cómo prepararse para la temporada de huracanes?

Los expertos aconsejan tomar medidas básicas para asegurarse de estar seguro si se produce una tormenta. Entre estas medidas están el abastecer la casa y el auto con los suministros necesarios.

También se recomienda elaborar un plan familiar en caso de desastre. Así mismo, se deberán seguir las órdenes de evacuación.

Además, se debe proteger a los adultos mayores y tener en cuenta sus indicaciones médicas.

Si se tienen mascotas en casa, deben hacer planes para garantizar su salud antes, durante y después de un huracán.

Otras de las recomendaciones de los meteorólogos durante la temporada de huracanes es mantener los documentos de identidad, datos de contacto y emergencias y los carnés de seguros a la mano.

¿Qué tener en cuenta durante la pandemia?

Como las cuarentenas ocasionadas por el Covid-19 pueden generar restricciones y cambios importantes en las rutinas, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades Infecciosas (CDC) recomiendan comprar suministros para desastres y medicamentos.

Si se deben hacer las compras personalmente, hay que tomar las medidas sanitarias necesarias.

Asimismo, se aconseja prestar atención a las “directrices locales sobre los planes actualizados para evacuaciones y refugios, incluidos los refugios para las mascotas”.

Al verificar el estado de vecinos y amigos, también deben mantener las medidas de distanciamiento social recomendadas por las autoridades sanitarias.