Indocumentados regalan despensas a otros indocumentados en la crisis
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
Indocumentados regalan despensas a otros indocumentados en la crisis
Abel Domínguez | 23 abril, 2020
Indocumentados regalan despensas a otros indocumentados en la crisis Erika Flores

Foto: Erika Robles

Los migrantes son uno de los grupos más afectados por el coronavirus, sin embargo, existen activistas como Erika Robles que salen a la calle para ver por sus paisanos

“Los migrantes son el grupo que hace que Estados Unidos funcione”, pero han sido parte de los grupos más afectados por el coronavirus”, afirma Erika Robles, fundadora de la organización United Across Borders.

Ante la sombría realidad que dibujaba el coronavirus, la activista mexicana dejó atrás los lamentos y pasó a la acción saliendo a las calles a apoyar a sus paisanos.

“No me importa que seas mexicano, hondureño o salvadoreño […] lo que a mí me gusta es ayudar”, relata Erika en entrevista para Conexión Migrante.

Originaria de Morelos, sabe de primera mano lo que es ser un migrante irregular en un país ajeno y tener que trabajar sin ningún reconocimiento.

Erika cruzó la frontera a los 14 años. Lo hizo en avión y con visa. Cuenta que su mamá le dijo que iban a  Disneylandia, ya estando allá les dijo que se iban a quedar. La realidad es que iban a labrarse una vida en otra nación con todo el esfuerzo que eso supondría. Han pasado 31 años desde entonces.

“Todos (los migrantes) tuvimos hambre, abandonamos nuestro país y llegamos a Estados Unidos para mejorar nuestras vidas”, dice.

Tal vez te interese:  ¿Eres indocumentado y necesitas apoyos? Te decimos a quién recurrir

Su familia tuvo suerte, unos años después regularizaron su situación migratoria. Pero ese periodo difícil le enseñó dos cosas a Erika Robles que jamás olvidaría: recordar siempre sus raíces y preservar siempre un compromiso moral con sus paisanos.

Publicidad
Publicidad

Repartiendo alimentos

Dado que el coronavirus hizo evidente que el gobierno de Donald Trump no tiene intención alguna de apoyar a las personas que sacan adelante a su país, Erika decidió ocuparse de aquellos.


La morelense vive en el Condado de Orange y en colaboración con la organización Power of One y otros activistas comenzaron a buscar comida en los bancos de alimentos para repartir despensas entre los más necesitados.

Al inicio sólo tenían lo suficiente para unas 4 o 5 mil personas, pero a fuerza de trabajo y tesón, sus esfuerzos han permitido que haya comida para ayudar a unas 10 mil personas.

Y este equipo no parará ahí: han empezado a presionar al gobierno de California para que entregue apoyos económicos a las personas que están problemas en estos momentos.

Sacar lo mejor de lo peor

Los migrantes pagan impuestos, pero son excluidos por el gobierno.

Pero en opinión de Robles, no todo es malo. La crisis sanitaria detonada por el coronavirus también ha ofrecido un rostro positivo entre los paisano, que es la generosidad de unos migrantes hacia otros.

“Indocumentados trabajando por otros indocumentados”, comenta Erika Robles tras explicar que  la mayoría de las personas que se han sumado a su causa son migrantes sin papeles.

Reconoce, no obstante, que ha habido de todo, como en botica. Más de un líder comunitario también corrió a ocultarse tan pronto comenzó a expandirse el virus, en vez de ayudar a su gente.

Empoderar al migrante

“Me fascina empoderar a la gente, ayudar a se eduque, a que sean fuertes”, explica y añade su objetivo es que la “migra” le tenga miedo a los migrantes y no a la inversa.

Las comidas que ella y su equipo de trabajo ofrecen en el presente no serán una actividad permanente. “El virus pasará un día, pero lo que me gustaría que quede grabado en la gente es que hay compromiso y humanidad entre migrantes”.

Facebook Comments
Cambiar configuración de privacidad