Sin sueldo y con miedo a ser deportados, migrantes reconstruyen lugares afectados por huracanes Sin sueldo y con miedo a ser deportados, migrantes reconstruyen lugares afectados por huracanes
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
Sin sueldo y con miedo a ser deportados, migrantes reconstruyen lugares afectados por huracanes
Conexión Migrante | 7 octubre, 2019
Sin sueldo y miedo a ser deportados migrantes reconstruyen lugares afectados por huracanes

Migrantes de Centroamérica, México y Venezuela, se esfuerzan hasta meses por reparar los daños a pesar de temer una deportación y sin salarios dignos

La mayoría de los migrantes son de Centroamérica, México y Venezuela, los cuales se esfuerzan hasta meses por reparar los daños a pesar de temer una deportación y sin salarios dignos

Son miles los migrantes indocumentados que trabajan para reconstruir los daños causados por los desastres naturales que años tras año devastan a Estados Unidos, muchas de las veces sin algún sueldo y con miedo a ser deportados.

De acuerdo con New York Times, los migrantes se han hecho presentes en el huracán Michael, el cual arrasó Florida el año pasado, en Nueva Orleans después del huracán Katrina, en Houston después de Harvey o en Carolina del Norte después de Florence.

Fueron meses donde miles de migrantes originarios de Centroamérica, México y Venezuela, se esforzaron día y noche para reparar casi todo el Condado de Bay, uno de los más afectados por el huracán Michael, ya que era necesario reabrir el Ayuntamiento de Panama City, reparar el campus local de la Universidad Estatal de Florida y arreglar los techos dañados de varias iglesias.

Aunque son muchos los esfuerzos que migrantes indocumentados hacen para reparar los daños causados por los desastres naturales, muchas de las veces las condiciones de trabajo no son las más adecuadas, ya que los sueldos que reciben no son dignos del esfuerzo, los lugares en los que necesitan alojarse son casi inhabitables y con un costo excesivo de rentas, además de temer a ser deportados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

“A veces no hacemos más que trabajar, confiamos en la gente, y después no nos pagan”, dijo a NYT , Will, inmigrante hondureño de 44 años que pidió ser identificado solo por su nombre, pues teme que puedan deportarlo.

Cabe destacar que algunos migrantes fueron detenidos en esa misma zona por agentes del alguacil y terminaron bajo custodia de ICE, es por ello que varios no quisieron revelar sus apellidos a New York Times.

Otro de los casos fue el de un grupo de migrantes quienes limpiaron dos centros turísticos en los Cayos de la Florida después del huracán Irma en 2017, quienes hicieron una demanda ente el tribunal federal en Miami en contra de contra Daniel Paz, propietario de reclutamiento de la compañía Cotton Holdings, ya que no les pagaron el salario mínimo ni horas extras trabajadas.

Tal vez te interese:  Constructora de Trump da empleo a migrantes indocumentados: Washington Post

“Sentí impotencia. Estaban aprovechándose de los inmigrantes que vinieron a trabajar de manera honrada”, comentó Bellaliz González, migrante venezolana de 53 años, quien calcula que le deben 2000 dólares y entró a Estados Unidos con una visa de turista.

Por su parte, la organización sin fines de lucro Resilience Force actualmente se reúne con los trabajadores migrantes para ayudarlos con su organización y así poder ejercer presión para mejorar sus condiciones laborales.

“Ustedes son esa fuerza de trabajo que reconstruye una ciudad tras otra después del paso de los huracanes”, dijo Saket Soni, director ejecutivo de la organización.

Comentarios

comentarios