Falta de acuerdos en la Cámara baja provoca cierre parcial de gobierno Falta de acuerdos en la Cámara baja provoca cierre parcial de gobierno
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
Falta de acuerdos en la Cámara baja provoca cierre parcial de gobierno
Voz de América | 21 de diciembre

La financiación de aproximadamente el 25 por ciento del gobierno expira a la medianoche, lo cual provocará el cierre parcial a partir del sábado 22 | Foto: Voz de América

El hecho de que el Congreso y el Presidente Donald Trump no hayan aceptado un proyecto de ley de gasto del gobierno, antes de la medianoche, cerrará varias agencias federales.

El Senado ha suspendido la sesión sin un acuerdo sobre el gasto, una hora después de que la Cámara de Representantes terminó su sesión, garantizando que el cierre parcial del gobierno comenzará a la medianoche del viernes.

Los senadores esperan regresar al mediodía del sábado mientras continúan las conversaciones.

Horas antes de la fecha límite, los legisladores se reunieron con el vicepresidente Mike Pence y otros funcionarios de la Casa Blanca en un último esfuerzo para encontrar un proyecto de ley de financiamiento gubernamental aceptable para los partidos políticos y Trump. Hubo poca indicación de que tal acuerdo fuera inminente, pero los senadores dijeron que las conversaciones continuarán.

La Cámara se aplazó, y se les dijo a los senadores que no habría más votos la noche del viernes.

Sin un acuerdo, la financiación de aproximadamente el 25 por ciento del gobierno expira a la medianoche.

El cierre, programado para la medianoche, interrumpe las operaciones del gobierno y dejaría a cientos de miles de trabajadores federales sin trabajo o forzados a trabajar sin paga apenas unos días antes de Navidad.

Nueve departamentos a nivel de gabinete y docenas de agencias, incluidos los departamentos de Seguridad Nacional, Transporte, Interior, Agricultura, Estado y Justicia, se verán afectados por el cierre.

En la firma de un proyecto de ley de la Casa Blanca, Trump dijo que el gobierno estaba “totalmente preparado para un cierre muy largo”, aunque casi nadie pensaba que era probable un cierre prolongado.

Tal vez te interese:  Gobierno de Trump retrasa procesos de asilo para desalentar a migrantes

El presidente intentó culpar a los demócratas, aunque la semana pasada dijo que estaría “orgulloso” de reclamar la propiedad de un cierre en una lucha por el muro. Haciendo campaña para el cargo hace dos años, había declarado que el muro se levantaría “tan rápido que hará girar la cabeza”. También prometió que México pagará por ello, lo que México ha dicho que nunca hará.

En busca de una forma de reclamar la victoria, Trump dijo que aceptaría dinero para una “Barrera de listones de acero” con picos en la parte superior, que dijo que sería tan eficaz como un “muro” y “al mismo tiempo hermoso”.

Una persona a la que se le concedió el anonimato porque no estaba autorizada para discutir la sesión privada dijo que el presidente no apoyaría los niveles más bajos de financiamiento que los senadores discutieron. Él ha exigido $ 5.7 mil millones.

“Estuve en una reunión de una hora sobre eso y no hubo ninguna conclusión”, dijo el senador Chuck Grassley, de Iowa.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, regresó a Capitolio y rápidamente puso en marcha una votación procesal sobre un paquete republicano en la Cámara de Representantes que le daría a Trump el dinero que quiere para el muro, pero no se esperaba que pasara.

Para subrayar la dificultad, la votación del Senado para proceder se atascó en un patrón de espera prolongado cuando los senadores fueron llamados a Washington. Ya habían aprobado un paquete bipartidista a principios de esta semana que continuaría con los fondos de seguridad fronterizos existentes, en $ 1.3 mil millones, pero sin nuevo dinero para el muro de Trump. Muchos estaban en casa para las vacaciones.

Trump dijo que el cierre inminente de partes clave del gobierno federal podría durar “mucho tiempo” y trató de culpar a los demócratas. Ellos, a su vez, le echaron la culpa directamente a él por su demanda del jueves de fondos del muro luego de respaldar una legislación bipartidista de financiamiento gubernamental a corto plazo aprobada por el Senado el miércoles sin ese dinero.

El cierre inminente fue la última evidencia de disfunción en Washington y podría no ser un buen augurio para el próximo año, cuando los demócratas tendrán una mano más fuerte cuando tomen el control de la Cámara de Representantes.

Comentarios

comentarios