Para celebrar Thanksgiving a la mexicana: Pavo horneado, ¡con tequila!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La tradición en Estados Unidos marca que la celebración del Día de Acción de Gracias, o Thanksgiving, se realiza el cuarto jueves de cada noviembre.

En 1620, los peregrinos viajaron desde Inglaterra a las Américas en el barco Mayflower y desembarcaron en Plymouth. Escapaban de las constricciones de la iglesia de Inglaterra y también de la pobreza. Podrían considerarse los primeros inmigrantes de Norteamérica.

Los indios nativos de Massachusetts los recibieron amistosamente y compartieron con los peregrinos sus conocimientos sobre las cosechas en esta tierra y les enseñaron a cazar y a curar la carne de los animales de la zona.

Para celebrar que habían logrado sobrevivir un invierno muy duro y que tenían una abundante cosecha que les ayudaría a enfrentar el siguiente, los peregrinos organizaron una gran cena . Invitaron a los indios nativos para agradecer su ayuda. La primera celebración de acción de gracias duró varios días. Tanto los indios como los peregrinos compartieron alimentos, bebidas y diversión

Actualmente el Thanksgiving es una jornada de agradecimiento por las cosechas y por todo lo que uno tiene en la vida.

Por ello, a los paisanos de aquí y de allá, les incluimos esta receta que tiene uno de los condimentos más mexicanos: el tequila.

Ingredientes:
1 Pavo o guajolote joven, tierno y jugoso [calcula entre 1 y 1 1/2 libra por comensal].

Para bañar al guajolote:
2 cucharadas soperas de mostaza preparada.
2 cucharadas soperas de aceite de oliva extra virgen.
½ barrita de mantequilla.
1 cucharada de ajos en pasta frescos.
1 cucharadita de sal de cebolla.
2 cucharadas soperas de chile chipotle adobado, molido y colado.
1 cucharadita de paprika ahumada.
2 cucharadas soperas de vinagre de vino.

Para los aromas:
2 ramitas de tomillo fresco.
1 ramita de romero fresco.
1 ramillete mediano de perejil fresco.

Para la salsa:
½ taza de tequila reposado.
Todo el jugo derivado del pavo horneado colado [añade consomé líquido de pollo de ser necesario].
¼ taza de cilantro fresco picado muy finito.
¼ taza de cebollas rojas picadas muy finito.
2 cucharadas soperas de fécula de maíz o maicena.
¼ taza de jugo de limón fresco.

Ajustar la sal a tu gusto.
Tiempo en el horno: 270 minutos.

Tal vez te interese:  Celebran en Oaxaca aniversario del milenario "ahuehuete"

Preparación:

Para el Pavo o Guajolote:

Deshiela tu pavo en el refrigerador o nevera en su empaque original sobre una bandeja que reciba el líquido que se irá derritiendo.

Dependiendo del peso puede tardar entre 3 o 4 días. Aprovecha el tiempo en comprar todos tus ingredientes para la preparación de acuerdo a la receta.

Una vez deshielado, llévalo al lavabo o fregadero de la cocina, retira toda la envoltura y la bolsita que contiene las menudencias u órganos en el interior.

Lávalo bajo el chorro de agua fría y colócalo en un lugar en donde pueda escurrir libremente por espacio de 30 minutos. Luego con papel toalla sécalo exteriormente.

En la bandeja en la que planeas hornearlo [que puede ser de aluminio –desechable– metal o cristal refractario] coloca el pavo o guajolote y con una brocha de repostería o cocina báñalo enteramente utilizando la mezcla para baño.

Luego cubre la bandeja con el pavo dentro con papel aluminio extra grueso a manera de tienda de campaña sin dejar que entre el aire pero, dejando siempre un espacio entre el ave y el aluminio.

Mételo al horno por las primeras 3 horas aproximadamente a 375F o 190C grados.

Retira el papel aluminio que lo cubría y empieza a bañar regularmente el pavo o guajolote con la mezcla de baño bajando la temperatura a 325F o 175C grados por 1 ½ o 2 horas más dependiendo del tamaño del ave.

Para bañar al Guajolote:

En un tazón o bol pequeño de acero o cristal refractario mezcla todos los ingredientes uno a uno ayudandote de una cuchara de madera y aparte derrite la mantequilla y agrégala también a la mezcla para el baño.

Deja que los ingredientes emulsionen una vez mezclados por espacio de al menos 30 minutos o 1 hora.

Tal vez te interese:  Estrella, Eloísa y Celeste: las tres nuevas variedades de maíz resistentes a sequía

Para los aromas:

Lava las ramitas de tomillo, romero y el ramillete de perejil e introdúcelos dentro de la cavidad vacía del pavo o guajolote.

Para la salsa:

Este paso definitivamente tiene que ser cuando el ave esté ya horneada y cocida totalmente, para que recojas de la bandeja en la que lo horneaste todo el líquido producto de la cocción como del baño que le pusiste.

Una vez que has recogido dicho líquido, procede a colarlo en una coladera de malla de metal [pues estará caliente] y pásalo a una cacerola pequeña.

Calienta la cacerola a fuego mediano-alto para reducir el líquido [si es más de 2 tazas o a fuego mediano simplemente si es una taza y un poco más.

Una vez que tienes el líquido [que es la base de tu salsa] en la estufa agrega primero la cebolla roja picada muy finamente y ve moviendo la salsa.

Aparte, en una taza diluye o disuelve la fécula de maíz o maicena en ¼ taza de consomé de pollo frío moviendo con una cucharita y agrega la mezcla a tu salsa.

Siempre moviendo la salsa echa finalmente el tequila reposado, el cilantro tambien picado muy, muy finito y el jugo de limón. Espera a que se espese un poco a manera de crema ligera y retírala de la estufa.

Para servir:

Para servir tu Pavo Horneado en Salsa de Tequila empieza cortando con ayuda de un tenedor largo y un cuchillo dentado largo desde el área de la pechuga formando rebanadas de ¼ de pulgada o ½ centímetro cada una, acompaña con una taza del relleno y cubre las rebanadas de pavo con la rica Salsa de Tequila.

También puedes agregar una cucharada sopera de Salsa Pico de Gallo sobre tu Arroz Navideño o Relleno de Pavo si lo deseas.

¡Buen provecho y Feliz Día de Acción de Gracias!