20 de abril de 2024
DOLAR: $17.06
Search
Close this search box.
20 de abril de 2024 | Dolar:$17.06

Incendios forestales de Texas pueden haber destruido hasta 500 estructuras

Incendios forestales de Texas || Foto: Voz de América
El Gobernador de Texas, Greg Abbott, dio a conocer los detalles sobre las afectaciones de los Incendios forestales de Texas

Los incendios forestales de Texas pueden haber destruido hasta 500 estructuras en el Panhandle, según el gobernador del estado Greg Abbott.

El incendio más grande en la historia del estado quemó todo a su paso y dejó cenizas a su paso.

Lo que sabemos de los incendios forestales de Texas

Los funcionarios de Texas advirtieron que la amenaza aún no había terminado.

Las temperaturas más altas y los vientos más fuertes pronosticados para el sábado aumentaron la preocupación de que los incendios en el Panhandle pudieran extenderse más allá de los más de 4 mil 400 kilómetros cuadrados.

El incendio más grande, el incendio de Smokehouse Creek, que comenzó el lunes, mató al menos a dos personas y dejó un paisaje carbonizado de praderas chamuscadas, ganado muerto y casas quemadas. 

La causa del incendio sigue bajo investigación, aunque los fuertes vientos, la hierba seca y el clima inusualmente cálido alimentaron las llamas.

Abbott dijo que una evaluación preliminar encontró que entre 400 y 500 estructuras habían sido destruidas:

“Cuando miras los daños que han ocurrido aquí, simplemente han desaparecido, han desaparecido por completo, no queda nada más que cenizas en el suelo”

Tal vez te interese:  En hogares que reciben remesas, el 40.5% de las personas son pobres

Abbott elogió lo que llamó una respuesta “heroica” de los bomberos “intrépidos”.

“Habría sido mucho peor y mucho más dañino no sólo para la propiedad sino también para las personas, sino también para los bomberos”

Las respuestas al desastre

La previsión del Servicio Meteorológico Nacional para los próximos días advierte de fuertes vientos, humedad relativamente baja y condiciones secas que suponen una amenaza “significativa” de incendios forestales.

“Todo el mundo debe comprender que nos enfrentamos a enormes peligros potenciales de incendio a medida que nos acercamos a este fin de semana”

En la ciudad de Stinnett, muy afectada, con una población de aproximadamente mil 600 habitantes, las familias que fueron evacuadas debido al incendio de Smokehouse Creek regresaron el jueves a escenas devastadoras: señales de tráfico derretidas y marcos carbonizados de automóviles y camiones. 

Casas reducidas a montones de cenizas y escombros. Una bandera estadounidense apuntalada afuera de una casa destruida.

El comisionado de Agricultura de Texas, Sid Miller, dijo que los ganaderos individuales podrían sufrir pérdidas devastadoras debido a los incendios, pero predijo que el impacto general en la industria ganadera de Texas y los precios de la carne al consumidor sería mínimo.

Se confirmó la muerte de dos mujeres a causa de los incendios esta semana. 

Pero como las llamas aún amenazan una amplia zona, las autoridades aún no han buscado exhaustivamente a las víctimas ni han contabilizado las casas y otras estructuras dañadas o destruidas.

El presidente Joe Biden, que estuvo en Texas el jueves para visitar la frontera entre Estados Unidos y México, dijo que ordenó a los funcionarios federales que hicieran “todo lo posible” para ayudar a las comunidades afectadas por los incendios, incluido el envío de bomberos y equipo. 

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias ha garantizado que Texas y Oklahoma serán reembolsados ​​por sus costos de emergencia, dijo el presidente.

Abbott ha emitido una declaración de desastre para 60 condados.

Con información de Voz de América

Notas relacionadas