28 de mayo de 2024
DOLAR: $16.66
Search
Close this search box.
28 de mayo de 2024 | Dolar:$16.66

Parque de la Amistad: la resistencia a favor de la reunificación familiar en la frontera

El Parque de la Amistad es un espacio único que ha permitido que miles de familias separadas por la frontera se reúnan.

Con más de medio siglo de existencia, el Parque de la Amistad es un ejemplo de resistencia a las medidas migratorias de Estados Unidos.

El parque, situado junto a la costa de Tijuana, Baja California y San Diego, California se convirtió en un referente para las familias binacionales. 

Además, con un modelo único en la franja fronteriza ha permitido que miles de personas vuelvan acercarse a sus seres queridos olvidándose del muro.  

Por esa razón se lanzó una campaña para recolectar firmas y exigir que el Parque de la Amistad sea reactivado. 

Un espacio de esperanza para familias separadas

El parque fue fundado en 1971 por la primera dama estadounidense Patt Nixon, bajo la premisa de ser un área para las familias binacionales. 

Pláticas, encuentros y convivencias son algunas de las actividades de las que han formado parte familias que se encuentran separadas por su estatus migratorio. 

En entrevista, Daniel Watman integrante del grupo “Amigos del Parque de la Amistad” y coordinador del Jardín Binacional del parque, habló de la importancia de este espacio.  

Antes de 2009, el parque era dividido solo con una malla que permitía que los visitantes estrecharan sus manos, abrazarse, besarse e incluso compartir alimentos. 

Otra de las virtudes del parque en ese momento, era el poder estar en él sin importar día ni horario que no había restricciones. 

“Han llegado sobre todo familias que están separadas por su estatus migratorio; mamás que no habían visto a sus hijos o abuelos con sus nietos”. 

Conexión Migrante
Se lanzó una campaña para recolectar firmas y exigir que el Parque de la Amistad sea reactivado. Foto: Janette De Los Reyes.

Afirmó que no existe un conteo oficial, pero en años como 2013 alrededor de mil 300 familias convivieron sus seres queridos desde el parque. 

Ese año el acceso se limitó a 25 personas a la vez y entraban únicamente sábados y domingos en horario de 10:00 am a 2:00 pm. 

“Pasaban por una puerta en el segundo muro para acercarse a una malla muy gruesa donde la gente solo podía tocarse las yemitas de los dedos”. 

Watman detalló que al pasar de los años disminuyeron las facilidades para contactarse, ahora solo podían reunirse en el área central del parque, por ejemplo. 

Tal vez te interese:  En Texas 85 bebés dan positivo a coronavirus

También prohibieron uso de sillas pese a la presencia de adultos mayores, así como tomarse fotografías complicando así cada reunificación. 

Finalmente, en 2020 se cerró el acceso al parque de forma definitiva y con la llegada del Covid-19 se reafirmó la idea de permaneciera de esa manera.  

Militarización lejos de la amistad fronteriza  

El activista lamentó que con la instalación del nuevo muro fronterizo se perciba un ambiente hositl.  

Señaló que el cerco de nueve metros de alto envía un mensaje totalmente contrario al origen del parque.  

“Es irónico que el área destinada para la amistad sea la zona más militarizada de la frontera” señaló el activista.

Por otra parte, reiteró que aunque él acostumbre a llamar “parque” a la zona, la estructura divisoria le recuerda a una prisión para los migrantes.  

Comentó que existe un documento que asegura que el parque será reabierto y permitirá la entrada a grupos de 25 personas como en años anteriores. 

Sin embargo no hay una fecha para que eso ocurra ni la certeza de que será cumplido ya que fue algo planteado por autoridades estadounidenses.

Conexión Migrante
La campaña de Change.org destaca la exigencia de que se implementen las políticas necesarias para que el reencuentro familiar sea reconocido como un derecho humano. Foto: Janette De Los Reyes

Buscarán ser un mejor Parque de la Amistad que antes 

Junto con la petición de la plataforma Change.org, el trabajo de los Amigos del Parque no cesa ya que siguen trabajando en espacios como el Jardín Binacional. 

Esa estructura además de albergar especies endémicas con miles de años en la zona, cuenta con un espacio de siembra y  cosecha de alimentos.  

“A mí me gusta llamarlo parque, tenemos la meta de convertirlo en un verdadero parque incluso mejor a cuando lo nombraron de tal forma” comentó Watman.

Espera que próximamente se logren reactivar las visitas de familias migrantes al parque así como otras actividades binacionales.

Agregó que también desea que se recupere la parte del jardín que fue destruida en recientes fechas a causa de las labores de instalación del muro.

Para firmar la petición, da clic aquí

 

Notas relacionadas