66° F

Los Angeles,
California
Tipo de cambio
Dolar:$18.08
Euro:€19.59
LOS ANGELES, CA  [simple-weather location="Los Angeles, Usa" days="2" night="yes" units="imperial" text_align="right" display="block" style="large-icons"]
29 de marzo de 2023
CONTACTO: +52 55 5211 5814
REDES

Piden ayuda para reunir a una madre deportada con su hija

Piden ayuda para reunir a una madre deportada con su hija
Solicitan donativos para que la madre pueda ver a su hija durante su cumpleaños

Tijuana.- Tania Mendoza, una madre deportada en Tijuana, busca recaudar fondos para reencontrarse con su hija, Haylee, en su cumpleaños 18.

Los amigos de Tania, Jim McKeever y Nina Wickett, abrieron un fondo para recaudar dinero a través de GoFundme.

Allí, ambos explican que la intención es juntar 1 mil 300 dólares que servirán para el traslado de Haylee y costear el encuentro entre ambas.

“Trece años. Ese es el tiempo que lleva separada nuestra amiga Tania Mendoza de su hija Haylee. A Tania le gustaría celebrar su reencuentro llevando a Haylee a algún lugar especial de México”, se puede leer en la petición.

Madre e hija, reunidas tras 13 años de separación

Tania es una mujer que fue deportada desde Estados Unidos a Tijuana en 2010, cuando Haylee apenas tenía 5 años.

Desde entonces los únicos encuentros son a través de video-llamada ya que su hija no podía cruzar por ser menor de edad.

Pero ambas pactaron el encuentro para marzo, cuando Haylee cumpla sus 18 años y alcance su mayoría de edad.

La intención es que la joven además de ver a su mamá también pueda abrazas a sus abuelos quienes también fueron deportados hace 11 años.

De mujer deportada a activista de derechos humanos

Aunque Tania nació en México fue llevada a vivir al sur de California, en Estados Unidos, cuando apenas tenía 3 años.

Tal vez te interese:  Autoridades piden a paisanos no viajar a México en Semana Santa

Allí estudió hasta la secundaria y luego hizo su vida en pareja para dar a luz a su hija, Haylee.

Sin embargo, autoridades migratorias de ese país a identificaron como una mujer indocumentada por lo que fue asegurada y deportada.

Tania llegó a Tijuana, una ciudad que no conocía, en donde logró adaptarse a través de redes de apoyo para luego convertirse en activista de derechos humanos.

Actualmente apoya a otras madres deportadas de tiempo completo y es voluntaria todos los domingos en la Iglesia Fronteriza, un servicio religioso bilingüe y binacional que es celebrado en el muro, en el área de Playas de Tijuana.

Notas relacionadas